Logo La República

Domingo, 26 de mayo de 2024



FORO DE LECTORES


Reciclaje de edificios en la capital

Mary Munive Angermuller y Jessica Martínez Porras redaccion@larepublica.net | Miércoles 10 mayo, 2023


MN


Mary Munive Angermuller

Segunda Vicepresidenta de la República

Jessica Martínez Porras

Ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos.

Desde mayo del 2022 el gobierno de la República se planteó la reconstrucción del país a partir de líneas de trabajo como la reactivación económica y la generación de empleo, la mejora de los servicios públicos y la lucha frontal contra la corrupción.

Los sistemas democráticos dependen, ciertamente, de la confianza que los ciudadanos depositan en ellos. Y eso, sin duda alguna, está mediado por las percepciones que los ciudadanos construyen desde el ámbito de la vida cotidiana.

Por esa razón, la mejora de la calidad de vida de las personas ha sido y es uno de ejes fundamentales de la administración Chaves Robles. En este sentido, es importante mencionar que esa mejora de la calidad de vida de las personas implica, entre otras cosas, hacer de la administración pública un elemento facilitador y no un elemento que entorpece.

A lo largo de muchos años la presencia del Estado en la vida cotidiana de los costarricenses era, a menudo, un obstáculo, una traba, una limitación. Imperaba una cultura burocrática del “No se puede”, una cultura burocrática del pesimismo y la abulia.

Hoy podemos decir que esa cultura está cambiando. Hablemos de un caso particular.

El Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humano, a través de una serie de articulaciones y esfuerzos dirigidos desde la Segunda Vicepresidencia, en conjunto con el Ministerio de Salud, Ministerio de Economía, Industria y Comercio, Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo, Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, Cámara Costarricense de la Construcción, la Universidad de Costa Rica, el Instituto Nacional de Seguros y el Benemérito Cuerpo de Bomberos, actualizaron la normativa vigente en seguridad humana y protección contra incendios, tras la oficialización del Decreto Ejecutivo 43733-MP.

Esta reforma hoy permite la rehabilitación de edificios existentes que, de otra manera, nunca hubieran podido ser utilizados rehabilitados para vivienda y comercio / servicios.

Esto significa una oportunidad para volver a repoblar San José con una oferta de vivienda inclusiva que aprovecha el stock de edificios ya construidos en la capital, busca atender el déficit habitacional que tiene el país y elimina regulaciones que fueron adoptadas para aplicarse a nuevas construcciones, por lo que constituían una clara limitación para el desarrollo de este programa y, consecuentemente, una limitación para la inversión y la reactivación económica.

Precisamente, la directora del Consejo de Desarrollo Inmobiliario, Verónica Alfaro, se refirió a las oportunidades que genera el reciclaje de edificios para el desarrollo de vivienda a bajo costo, en un reportaje publicado por el periódico La República del jueves 4 de mayo pasado. Para Alfaro, existe una tendencia mundial que busca aprovechar esa infraestructura para fortalecer el tejido urbano y el sentido de comunidad. Y, según dijo, esto implica retos para un país como el nuestro en el ámbito de las regulaciones y en las articulaciones desde la administración pública.

Afortunadamente, esos esfuerzos ya fueron iniciados por la presente Administración y continúan, liderados particularmente por el Ministerio de Vivienda, que ha venido trabajando en identificar y promover diferentes alternativas para bajar el déficit habitacional y ofrecer soluciones de vivienda accesibles para la clase media y los demás sectores que atiende el Sistema Financiero Nacional para la Vivienda.

Así, desde el Ministerio de Vivienda, se impulsa el programa de reciclaje y reutilización de edificios, que nos obliga a cambiar la forma en la que las normativas aplican, pues normalmente están pensadas para edificaciones nuevas, pero que requieren considerar otros parámetros en el caso de edificaciones ya existentes. El programa busca una reactivación económica en el centro de la ciudad de San José, atrayendo nuevamente usos residenciales, comerciales y de servicios que permitan espacios más seguros y, a la vez, reduzcan el impacto ambiental derivado de los desplazamientos diarios y la huella de carbono al tratarse de construcciones ya existentes.

La Municipalidad, por supuesto, es un actor clave en este programa. De hecho, ya se han coordinado acciones conjuntas con el MIVAH-INVU y existe disposición para llevar adelante la iniciativa.

Actualmente, los cuatro distritos centrales de la ciudad de San José cuentan con un extraordinario potencial. Existen, al menos, 187 edificios identificados que constituyen un primer grupo que puede ser considerado y analizado técnicamente para desarrollar algunos proyectos demostrativos de este programa, lo cual generaría encadenamientos económicos y una importante revitalización de la ciudad.

Tal y como mencionó el viceministro Roy Allan Jiménez, la construcción de Ciudad Gobierno, necesariamente, demandará el desarrollo de alternativas de vivienda accesibles en zonas cercanas a este proyecto. Y justo por eso se está trabajando con el gobierno local en una iniciativa de “reciclaje de edificios” que permita contar con esas alternativas.

En un año suceden muchas cosas. Muchas buenas, otras no tanto. Desde nuestra parte seguiremos trabajando para que ese balance sea lo más favorable posible para todos y todas.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.