Recesión troncha viajes
Enviar
Recesión troncha viajes


Minneapolis Beatriz Menanteau y 11 de sus parientes cancelaron los planes de congregarse para celebrar el festivo de Acción de Gracias en Kansas City, estado de Misuri, esta semana. Dos de ellos pasaron parte de los últimos 12 meses desempleados, y uno no ha hallado trabajo aún.
“Dijimos simplemente que este podría no ser el mejor año para este tipo de viaje grande a una reunión de familia”, dijo Menanteau, de 32 años y abogada de profesión, residente en Minneapolis.

La recesión de Estados Unidos está reduciendo los viajes relacionados con el festivo nacional del 27 de noviembre, día en que para muchos estadounidenses empezará un fin de semana de cuatro días.
Por vez primera desde el 2002, menos estadounidenses harán viajes en auto, tren o avión para acudir a reuniones de familia ese día, según el club de automovilistas AAA, la mayor agrupación de su tipo en Estados Unidos. Cerca de un 1,4 % menos personas esperan viajar durante ese fin de semana, y un 7,2 % menos planean hacerlo en avión, dijo AAA.
Esto representa un cambio respecto del año pasado, cuando los viajes por el “Thanksgiving” sentaron una marca pese a que los precios de la gasolina se habían disparado y los pasajes aéreos tuvieron su mayor aumento mensual. En esta temporada de fiestas, los precios de la gasolina están más bajos que en ningún otro momento desde febrero del 2005.
“Esto nos dice cuánto se ha deteriorado el panorama en general”, dijo Nigel Gault, economista jefe de Estados Unidos en IHS Global Insight, quien dio como ejemplos la menor confianza del consumidor, el aumento del desempleo y la caída de un 41 % que el Índice Standard & Poor’s 500 ha tenido en los 12 últimos meses.
Se espera que 41 millones de personas en Estados Unidos viajen a sitios a por lo menos 50 millas (80 kilómetros) de sus hogares a partir de mañana hasta el 30 de noviembre, dijo AAA. Es posible que los viajes en autobuses y trenes aumenten un 5,8 %.
El precio promedio de un galón (3,78 litros) de gasolina normal es de $1,91, un 54 % menos que el récord de $4,11 correspondiente al 15 de julio, según AAA. Hace un año, estaba en $3,09.
El costo de los pasajes aéreos subió un promedio de un 4 % en los 12 últimos meses, según AAA, y Delta Air Lines Inc., la mayor aerolínea de Estados Unidos, y sus rivales también han incorporado o aumentado los recargos por facturar equipaje, reservar ciertos asientos y cambiar reservaciones. Algunas aerolíneas están cobrando por bebidas, almohadas y frazadas.
El encarecimiento de los vuelos en comparación con el abaratamiento de la gasolina explica por qué los viajes aéreos disminuirán más esta semana, dijo Gault.
“Los consumidores están reduciendo los gastos en todo lo que no juzguen esencial”, dijo. “En particular, en los artículos caros”.
Las principales aerolíneas del país también han reducido la capacidad en cerca de un 10 % para compensar las pérdidas que tuvieron a causa de los precios sin precedentes del combustible meses atrás.

Ver comentarios