Enviar
Recepción simbólica

En una acto simbólico y lleno de tintes de agradecimiento, fue entregado el viernes el 75% del Estadio Nacional al presidente Oscar Arias, uno de los principales gestores de esta obra, pero que no podrá verla terminada durante su administración, que finaliza el próximo 8 de mayo.
Arias, que en un principio tuvo la fe de por lo menos hacer el traspaso de poderes en este estadio, lo que no se pudo, dijo sentir ya la presencia en el futuro coloso de la Sabana de 35 mil almas, vitoreando a sus atletas y sus ídolos.
Por su parte, el embajador de la República Popular China, Li Changua, destacó el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas entre las dos naciones.
“La construcción del Estadio Nacional es un regalo para un pueblo benemérito que piensa a lo grande como el pueblo costarricense”, expresó el embajador.
Este estadio se construye con una donación de China de $83 millones. La obra se comenzó a construir en marzo de 2009, tendrá una capacidad para 35 mil aficionados y en la actualidad tres de las cuatro tribunas están casi concluidas, mientras en una falta la colocación del techo.
Los chinos se fijaron como plazo entregar el estadio terminado en febrero de 2011, pero con el avance actual es posible que el proyecto concluya al menos un mes antes.
El Estadio Nacional de Costa Rica será el más moderno de Centroamérica, tendrá capacidad para 35.142 aficionados, oficinas para 32 federaciones deportivas, pantallas gigantes de televisión, un museo deportivo, pista de atletismo y salas para otros deportes como tenis de mesa, esgrima y ajedrez.
Además, funcionará como un albergue para delegaciones o damnificados por emergencias.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios