Real sigue de escolta
Isco Alarcón sigue ganándose a la afición madridista a punta de goles; ayer logró otro tanto y lo celebra. Dani Pozo-AFP/La República
Enviar

Real sigue de escolta

Barçelona y Atlético de Madrid marcan ritmo perfecto

El Barcelona y el Atlético de Madrid extendieron una jornada más su pulso en la cima de la Liga española, al obtener su quinto triunfo en Vallecas (0-4) y Valladolid (0-2), mientras que el Real Madrid remontó ante el Getafe (4-1) y se queda como único escolta por el empate del Villarreal en Vigo (0-0).

201309230005570.a77.jpg
El acierto anotador del internacional Pedro Rodríguez, con su primer triplete con el conjunto azulgrana, y el estado de gracia del meta Víctor Valdés sellaron la victoria del equipo del argentino Gerardo 'Tata' Martino ante un buen Rayo.
Tuvieron sus opciones los pupilos de Paco Jémez, incluido un penalti que detuvo Valdés a Roberto Trashorras, en la primera mitad, pero según fueron encajando goles claudicaron ante un Barcelona en el que no marcó Leo Messi y cerró la cuenta Cesc Fábregas.
El Atlético también salió airoso ante el Valladolid. Lo hizo otra vez con sobriedad como bloque y con acierto en ataque.
Los del argentino Diego Pablo Simeone ya han firmado mejor arranque que el año del doblete. Koke volvió a ser el rey de las asistencias y Raúl García y el brasileño Diego Costa confirmaron la victoria con sus tantos en el segundo periodo.
A dos puntos sigue el Real Madrid, ahora en solitario por el empate del Villarreal en Balaídos, donde volvió a causar una gran imagen pero le faltó definición y acierto en los últimos metros para vencer al Celta (0-0).
El debut del galés Gareth Bale en el Santiago Bernabéu se frustró por un percance muscular en el calentamiento y sin tiempo para digerirlo el Getafe metió el miedo en el cuerpo a los locales con el tempranero tanto de Ángel Lafita, cuyo disparo rozó en Pepe y despistó a Diego López.
No necesitó grandes alardes el Madrid para remontar. Echó mano de dos acciones a balón parado para irse al descanso en ventaja con goles del propio Pepe y de Cristiano Ronaldo, este de penalti.
El equipo de Carlo Ancelotti vivió a partir de ahí bajo el frenético ritmo del argentino Ángel di María, la distribución de Asier Illarramendi, las oleadas de Cristiano Ronaldo y la magia de Isco Alarcón, quien volvió a ganarse los respetos de la afición con un magnífico tanto. Cristiano cerró la cuenta al final con un bonito taconazo para castigar a un Getafe demasiado blando.

Madrid/EFE

Ver comentarios