Enviar
Ramonense se complicó
La tuvo para salvarse y más bien quedó al borde del descenso

Cristian Williams
[email protected]

La mesa estaba servida para disfrutar del banquete y montar la celebración. Ramonense enfrentaba en su casa a un limitado equipo de San Carlos, cargado de suplentes, pero no pasó de un empate 0-0.
Los poetas estaban urgidos de la victoria y el ambiente se prestaba para lograrla, apoyados por una buena cantidad de seguidores que soñaban con los tres puntos, que les alejara del descenso y les acercara a la clasificación.
Pero ya en el rectángulo la historia dictaría otra cosa. En la primera parte fue un partido insulso, aburrido, lento y con solo dos acciones de emoción en las porterías o más bien en la defendida por Ronny Fernández.
El grito de gol lo silenció Fernández al minuto 45 al detenerle un trallazo a Erick Sánchez de tiro libre.
En la complementaria Javier Delgado le pidió más entrega y vocación ofensiva a sus jugadores y hasta replanteó su sistema al pasar a jugar con sólo un volante de marca, sacó a Rodrigo Cordero, y reforzó la creación con Warren Granados.
En busca de más ofensiva metió a Quiñónez jugándose el todo por el todo, apostando más al corazón, entrega y emoción de los suyos, que a una estrategia definida.
Y así pasaron a encerrar a los norteños, con balones largos al corazón del área, infinidad de saques de esquina y tiros libres, pero sin llegar a lograr el objetivo de abrir el marcador.
San Carlos se defendía con garra y sin contemplaciones despejaba a lo largo cada balón, apostando al contragolpe con Alvaro Sánchez y Juan Vicente Solís, quienes complicaron a la zaga.
El cierre fue de infarto, con acciones en el área visitante mientras que en la gradería los poetas se comían las uñas.
El marcador no se abrió, Ramonense pasa al sótano y ya no depende de si mismo para salvarse.
Ver comentarios