Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Raise it or Keep it?

Alfredo Puerta [email protected] | Lunes 30 mayo, 2011




Raise it or Keep it?

Los mercados financieros reaccionaron con mucha preocupación la semana pasada, luego de que Morgan Stanley indicara en un reporte que su expectativa con las materias primas era hacia el alza.
Este reporte indicaba que la brecha entre oferta y demanda cada vez se estresaba más y por ende los precios tendrían que subir; lo que en definitiva, pondría a prueba la capacidad de las economías grandes de lidiar con un nuevo brote inflacionario.
No obstante, la Reserva Federal no tiene mucho interés en elevar las tasas de interés, con tal de mantener el estímulo a la economía, ya que la situación del sector laboral todavía se encuentra debilitada.
El problema es que los analistas consideran que la presión de los costos de producción en la economía global, continúan erosionando los márgenes de las empresas, lo que les impedirá continuar creciendo y por ende contribuyendo con la recuperación económica.
Esta idea parecen compartirla también los representantes de algunas naciones europeas, como es el caso de la OECD (siglas en inglés para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), quienes temen que los altos déficits fiscales de Estados Unidos y Japón limiten en estos países la toma de decisiones para contrarrestar el incremento de los precios de las materias primas.
Todo lo anterior parece apuntar a la simple idea de que “la Reserva Federal debe aumentar las tasas de interés” porque de lo contrario, el impacto inflacionario comenzará a deteriorar el poder adquisitivo de la moneda estadounidense.
Lo interesante es que el mercado parece estar percibiendo esto muy bien, ya que los tenedores de bonos de largo plazo han comenzado a apostar a un debilitamiento del llamado “greenback” (nombre con que se conoce al dólar estadounidense), por lo que están ajustando sus posiciones.
La gran pregunta que se hace el mercado es si la Fed tomará entonces esta decisión. En nuestra opinión, las señales que está ofreciendo el mercado indican que no. Esto hace sentido, ya que desde el punto de vista económico puede ser como darse un tiro en el pie.
En vista de esto, los mercados continuarán ajustándose y es muy posible que para los inversionistas sea más atractivo colocar posiciones en materias primas y disminuir su exposición en dólares de largo plazo, aunque con cautela, ¡no sea que la Fed de repente nos sorprenda!

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter: @alfredopuerta