Quiebra de Abound replantea dudas
Enviar
Quiebra de Abound replantea dudas

La quiebra de un segundo fabricante solar que recibió garantías de crédito del Departamento de Energía de los Estados Unidos aumenta la presión para que el presidente Barack Obama justifique los incentivos destinados a un sector de energía limpia que se ve debilitado por la competencia china.
Abound Solar Inc., un fabricante solar estadounidense que recibió una garantía de crédito por $400 millones en 2010, dijo que suspenderá sus operaciones y presentará una solicitud de declaración de quiebra la semana próxima.

Abound dijo que sus paneles de película fina no pueden competir con los productos chinos, la misma razón citada por Solyndra LLC, que cerró sus puertas en agosto después de recibir garantías por US$535 millones del mismo programa. La mitad de los cuatro fabricantes solares que recibieron garantías de crédito quebraron, lo que respalda el argumento de que apoyar la energía limpia es un error, según el representante Cliff Stearns.
“Sabemos por qué quebraron. Les advertimos que irían a la quiebra”, dijo Stearns, republicano por Florida, a los periodistas ayer. “La pregunta más general es por qué la administración ha implementado una política de energía verde en la cual las empresas van a la quiebra y despilfarran dinero de los contribuyentes”.
Stearns es presidente del comité de supervisión de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara que ha mantenido audiencias sobre el programa de garantías de crédito del Departamento de Energía.
El representante Jim Jordan, republicano por Ohio y presidente del comité de supervisión de estímulos de la Comisión de Supervisión y Reforma del Estado de la Cámara, que investigó las garantías de crédito a las empresas solares, dijo que el fracaso de Abound constituye una prueba más de que el programa del Departamento de Energía fue un error.
“Simplemente suma más peso a lo ridículo que era esto”, dijo Jordan a los periodistas.
“Cuando el piso del precio de los paneles solares cayó, el producto de Abound dejó de ser competitivo a nivel costos”, dijo LaVera.
Abound interrumpió la producción en febrero para concentrarse en reducir los costos después de que un exceso de oferta global y una competencia creciente de China hicieron bajar el precio de los paneles solares a la mitad el año pasado.
“Las acciones agresivas en materia de precios de las empresas de paneles solares chinas han dificultado mucho a una empresa emergente en una etapa inicial como Abound crecer en las actuales condiciones de mercado”, dijo la empresa en un comunicado.
“No resulta sorprendente”, dijo en una entrevista Anthony Kim, analista de Bloomberg New Energy Finance de Nueva York. “Estaban intentando venderle a un mercado competitivo con un exceso de oferta y con una producción limitada. Eso mantiene altos los costos”.

Bloomberg

Ver comentarios