Enviar
Cobros manuales se aplican en carriles con sistema electrónico
“QuickPass” no asegura pago rápido de peajes
• Usuarios que adquirieron aparato automatizado molestos por el tiempo que les demanda realizar el pago

Rommel Tellez
[email protected]

Aquellos conductores que adquirieron el sistema de pago rápido de peajes “QuickPass”, con la idea de agilizar el trámite, sufren un desaire cuando utilizan la nueva vía a Caldera.
Lo anterior porque la empresa Autopistas del Sol, encargada de la operación de la carretera, no garantiza carriles exclusivos para el pago automatizado.
Desde hace varias semanas, la compañía dispuso aplicar el cobro manual en las casetas que cuentan con la tecnología “QuickPass” en las horas de mayor tránsito, con el propósito de reducir las presas que se forman en los peajes.
Es decir, los usuarios de ruta que sacaron su tiempo para comprar su dispositivo en el Banco HSBC tendrán que hacer las mismas colas que realizan los que pagan con monedas.
Esa situación causa molestia entre quienes adquirieron el aparato, pues cuestionan el sentido de tener un sistema de pago automatizado que no les ahorra tiempo. Actualmente, más de 14 mil personas pagan su peaje mediante el “QuickPass”.
La disposición de emplear los carriles de cobro automático de peaje de forma manual fue solicitada por el Consejo Nacional de Concesiones, como parte de las medidas de contingencia para evitar la saturación que registraron los peajes al poco tiempo de habilitada la nueva vía.
Aunque Autopistas del Sol afirma que este mandato se aplica principalmente en las estaciones de Pozón y Atenas y solo cuatro horas por semana, LA REPUBLICA corroboró que también se emplea en el peaje de Escazú, en las horas pico de la tarde.
Dicho dispositivo tiene un costo inicial de $30, monto al cual debe sumarse $1 mensual por concepto de mantenimiento.
“El contrato que la concesionaria suscribió con el HSBC para la logística de gestión de cobro del “QuickPass” no especifica carriles exclusivos y tampoco que la adquisición garantice el paso sin detenerse”, explica un documento enviado por Autopistas del Sol.
Ante este panorama, el banco HSBC asegura no intervenir en ese tipo de decisiones, de acuerdo con Leticia Arguedas, gerente de Relaciones Públicas de la institución.
Por su parte el Gobierno avaló la decisión como una medida extraordinaria. “Lo importante por considerar aquí es que ante situaciones de alta demanda vehicular ha sido necesario optimizar el uso de la infraestructura instalada en las diferentes estaciones de peaje, de acuerdo con lo estipulado en el contrato de concesión”, aseguró Hadda Muñoz gerente del proyecto.


Ver comentarios