¿Qué tan felices nos hacen los fines de semana?
Enviar

¿Qué tan felices nos hacen los fines de semana?

 ¿Trabajando para el fin de semana? Solo si usted detesta su trabajo.
Un estudio de la Oficina Nacional de Investigación Económica ha determinado que las personas a las que les agradan sus jefes y sus lugares de trabajo, obtienen el mismo placer durante la semana que durante el fin de semana.


Utilizando encuestas de Gallup llevadas a cabo durante cuatro años, el estudio observó cómo variaron siete emociones de trabajadores, tanto de media jornada como de jornada completa, durante la semana.
Como era de esperarse, la mayoría de las personas se siente menos estresada y disfruta más los sábados y domingos, un fenómeno que los investigadores apodan “el efecto fin de semana”.
Sin embargo, una cierta clase de personas —“trabajadores que reportan un entorno de trabajo favorable”— no sufren el “efecto fin de semana”.
Aquellos que cuentan con un lugar de trabajo confiable y con un supervisor inmediato que es más un compañero que un jefe son tan felices durante la semana como durante el fin de semana, especialmente si mantienen una vida social saludable durante la semana.
Este grupo demográfico también informó que experimenta la misma cantidad de placer y menos risas durante los fines de semana.
Muchos beneficios sociales derivan de “la camaradería del dispensador de agua fría”, como dijo Derek Thompson en la nota de tapa de la edición del mes pasado de Atlantic.
No sabemos qué hacer con tanto tiempo libre. Cuando no están durmiendo o haciendo deberes, la mayoría de los estadounidenses pasan gran parte de su fin de semana —más de tres horas— frente a un televisor, de acuerdo a la más reciente encuesta de American Time Use de la Oficina de Estadísticas Laborales.
“Los desempleados tienen, en teoría, más tiempo para socializar y los estudios muestran, sin embargo, que son los que más sufren de aislamiento social”, escribió Thompson. La satisfacción en un trabajo es tan importante como el tiempo que pasamos lejos de él.
Personas con la suerte necesaria como para haber encontrado su vocación son felices todo el tiempo.
“La idea de que las personas prefieren el fin de semana a los días de semana porque detestan su trabajo, no es necesariamente el caso”, dijo John Helliwell, investigador jefe del estudio y colega sénior en el Instituto Canadiense de Investigación Avanzada.
Por qué habría de ser así. Si uno hace algo importante e interesante que le gusta, suena mucho más divertido que mirar una película o repetición por televisión.

Bloomberg


Ver comentarios