Enviar

El estudio de políticas y prácticas fracasadas, permitiría no repetirlas, sino más bien, aprovechar las experiencias


¿Qué pasó y qué sigue?

¿Cómo recibió el país Laura Chinchilla y cómo lo recibirá el próximo gobernante?
La Presidenta recibió un país con un voluminoso sector público que significa un costo insostenible. Pero además, con la gran desventaja de que aquel es ineficiente e ineficaz en muchos casos.
Por otro lado, Chinchilla entró al Ejecutivo con una parte del sector productivo en buena marcha y ansioso de la infraestructura que requiere.
Sin embargo, el resto fue descuidado al punto que aún hoy no está en condiciones de competir en el mercado global (crédito, capacitación, transferencia tecnológica). Esto generó desempleo.
En cuanto al principal insumo para aspirar al progreso, el recurso humano, la presente administración lo encontró deteriorándose por políticas que aumentaron pobreza e inequidad.
Los servicios públicos de salud muy deteriorados y la educación rezagada.
Es necesario reconocer que la primera presidencia de una mujer en Costa Rica tuvo que abrir camino, pero también es claro que Chinchilla conocía el estado del país, puesto que venía de desempeñarse como vicepresidenta del gobierno anterior.
El próximo gobierno se enfrenta pues, a grandes retos acumulados.
Debería reestructurar el estado tornándolo eficiente y reacomodando las plazas públicas ahí donde hacen falta, además de comenzar un proceso para equilibrar salarios públicos con privados.
Para esto debería contar con la buena voluntad de los involucrados. Voluntad para volver a Costa Rica al modelo solidario de sociedad de cuyos réditos aún hoy aprovecha el sector productivo, y cuya preferencia quedó demostrada en la primera ronda de votación electoral.
De un próximo gobierno no puede esperarse una solución a todos los males acumulados en décadas, pero sí, al menos, que enfrentara con la energía y firmeza necesarias lo relacionado con infraestructura, seguridad jurídica, salud y educación públicas, además de la seguridad ciudadana.
El estudio de políticas y prácticas fracasadas, permitiría no repetirlas, sino más bien, aprovechar las experiencias.

Ver comentarios