¿Qué es el Internet de las cosas?
Enviar

¿Qué es el Internet de las cosas?

201407292345470.cod.jpg
Los “smartwaches” o relojes inteligentes son los dispositivos con Internet de las cosas que más se utilizan en la actualidad. Shutterstock/La República
El futuro se encuentra en miles de dispositivos electrónicos conectados entre sí y a Internet, haciendo su vida más fácil.
Imagine por ejemplo, que cuando llega a su casa las luces de la entrada se enciendan, que el televisor reproduzca su serie favorita cuando esta comienza a emitirse, a la vez que su refrigerador le sugiere qué hacer para la cena, de acuerdo con los alimentos que contiene.

Todo esto es posible mediante el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), algo que ha dejado de ser ciencia ficción y poco a poco se convierte en una realidad.
Esta nueva tendencia se basa en crear un ecosistema de objetos que antes estaban desconectados y se vuelven inteligentes al estar conectados a Internet, ya que pueden ir recopilando información sobre el estado de las cosas, hasta brindar recomendaciones a los miembros de la familia.
“En el futuro cercano veremos dispositivos que pensábamos que no se podían conectar y ahora pueden prever nuestros deseos, darnos avisos, brindarnos estadísticas y facilitar el día a día, y Mediatek estará detrás de todo eso”, dijo Hugo Simg, gerente sénior de Mercadeo de la empresa para Latinoamérica.
Para 2020, el Internet de las cosas creará $1,9 millones de millones de valor económico añadido y más de 30 mil millones de dispositivos tendrán conexión a Internet, de acuerdo con la consultora estadounidense Gartner Group.
Los Smart TV son un claro ejemplo de cómo empieza a propagarse esta tendencia a todos los aspectos de la vida diaria, además ya se comienzan a ver sistemas eléctricos en casas y oficinas que pueden ser personalizados.
Con esta tecnología los usuarios disfrutarán de un mundo conectado que reducirá labores repetitivas y agilizará trámites y tareas, lo que les dejará más tiempo para concentrarse en tareas que necesiten de la inteligencia humana.
En el ámbito laboral, incrementará la productividad del empleado al indicarle su estado de salud, cuándo visitar al médico, a qué dedicar más tiempo y personalizar sus dietas.
Aunque nuestra primera aproximación al IoT es por medio de los “wearables” (tecnología para vestir), la tecnología no queda en pulseras o camisas con conexión, sino que la capacidad de innovar no tiene límites.
Piense en cualquier objeto; agréguele Internet y conexión, de ahí podrá obtener miles de funciones para cada usuario.

Johnny Castro
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios