Pyongyang puede burlar escudos antimisiles de Seúl y EE.UU.
Seúl concluyó que los disparos tenían el objetivo de poner a prueba los sistemas de interceptación instalados para proteger el sur de la península y las bases militares estadounidenses y surcoreanas en la zona. AFP/ La República
Enviar

Pyongyang puede burlar escudos antimisiles de Seúl y EE.UU.

Los lanzamientos de proyectiles balísticos de medio alcance realizados por Corea del Norte en marzo demuestran que este país tiene capacidad para burlar los escudos antimisiles estadounidenses y surcoreanos, según afirmaron fuentes militares de Seúl.
El pasado 26 de marzo, Corea del Norte lanzó desde la región de Sukchon, al norte de Pyongyang, dos misiles balísticos del modelo Rodong, con un alcance estimado de entre mil y 1.500 kilómetros, y que volaron unos 650 kilómetros antes de impactar en el Mar de Japón.
Tras analizar la información recopilada por sus servicios de inteligencia, Seúl concluyó que estos disparos tenían el objetivo de poner a prueba los sistemas de interceptación instalados para proteger el sur de la península y las bases militares estadounidenses y surcoreanas en la zona, según informó la agencia local Yonhap.
Los Rodong fueron disparados “con un ángulo más alto de lo habitual para reducir su alcance máximo” y que les permitiría llegar a territorio surcoreano sin ser bloqueados por los sistemas de Washington y Seúl, según afirmó un alto cargo militar a la citada agencia.
Los misiles basados en el diseño soviético Soviet SS-1 -también como “Scud”- volaron a una altitud de 160 kilómetros y a una velocidad máxima de Mach 7.0, lo que “hace muy difícil que los proyectiles Patriot PAC-3 puedan derribarlos”, señaló por su parte un portavoz del Ministerio de Defensa.
Los Patriot PAC-2 y PAC-3, empleados respectivamente por el Ejército surcoreano y por las fuerzas estadounidenses desplegadas en este país, pueden interceptar misiles de corto alcance y que vuelen a una altitud inferior a los 50 kilómetros.
Seúl teme que Corea del Norte esté desarrollando su programa nuclear para equipar a los misiles Rodong con cabezas atómicas, aunque desconoce si Pyongyang tiene la capacidad técnica necesaria para producir cargas lo suficientemente pequeñas como para encajar en estos proyectiles.
Ante esta posibilidad, el Ejército surcoreano apuesta por crear un sistema propio de misiles tierra-aire de largo alcance, señaló el portavoz surcoreano.
La comunidad internacional condenó con firmeza el lanzamiento de misiles balísticos por parte de Pyongyang en marzo, al tratarse de una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
El régimen liderado por Kim Jong-un justificó estas pruebas como protesta por las maniobras conjuntas que Corea del Sur y los Estados Unidos realizaron en el sur de la península al principio del año entre marzo y abril, calificas por el régimen de Pyongyang de “ensayo” para invadir el territorio de Corea del Norte.

Seúl/EFE

Ver comentarios