Putin mira más allá de las elecciones para ampliar su mandato
Las encuestas refuerzan la idea de Putin de quedarse en el mandato, ya que casi dos tercios de rusos apoyan la reelección del Presidente.
Enviar

Mientras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos reverbera por todo el mundo, Vladimir Putin se asegura de que seguirá siendo una fuerza con la que medirse para el próximo inquilino de la Casa Blanca.
Putin está formando un equipo para asegurarse de ganar un cuarto mandato por un amplio margen en 2018, según cinco personas relacionadas con el proceso. El esfuerzo está liderado por el antiguo jefe de la energía nuclear Sergei Kiriyenko, quien fue nombrado el mes pasado director de política interior del Kremlin y quien se espera que dirija la campaña cuando se anuncie públicamente, con probabilidad a finales del año que viene, según declaró una de las fuentes, que pidieron no ser identificadas al hablar de deliberaciones confidenciales.


Putin está poniendo los cimientos para su tercera década en el poder. El mandato de Kiriyenko va más allá de las elecciones, según las personas que han tratado el asunto con él. Incluye deshacerse de parte del conservadurismo que ha impregnado el sistema político en los últimos años y hacerlo sin amenazar la estabilidad. Esto hace que su nombramiento sea parte del impulso de Putin para atraer a una nueva generación de altos funcionarios.
“La agenda conservadora se ha acabado”, declaró Andrey Ashkerov, un investigador político de la Universidad Estatal de Moscú. “Putin está buscando jóvenes burócratas para que se unan a él en un intento de refrescar el sistema”.
Conocido sobre todo por su periodo como primer ministro en 1998, durante el cual Rusia incumplió su deuda nacional y la divisa cayó en picado, Kiriyenko, de 54 años, trabaja con Putin desde 2000. Durante la mayor parte de ese periodo, se centró en reconstruir la industria nuclear hasta alcanzar la gloria de sus días soviéticos como director de la compañía estatal Rosatom Corp. Bajo su mando, la empresa se convirtió en un instrumento de política exterior, al incrementar su alcance internacional con acuerdos para la construcción de plantas desde Finlandia o Hungría hasta China y la India.
Cuando falta un año y medio para las elecciones, Kiriyenko inició su nuevo trabajo con solo un compañero, el antiguo responsable de prensa de Rosatom, Sergei Novikov. No está claro cuál será la dimensión de su plantilla, aunque Kiriyenko indicó que trabajará con el exministro de Economía Alexei Kudrin, que está desarrollando un plan para fortalecer el sistema judicial, según las fuentes.
Novikov declinó hacer comentarios y dijo que Kiriyenko no estaba disponible. El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, declaró que el papel de Kiriyenko es más “polifacético” que la organización de unas elecciones y la introducción de cambios en política interior. “Elecciones de Putin”
Kiriyenko va a “dirigir unas elecciones que no son normales, sino unas que se parecen más a un referéndum de confianza en Putin”, manifestó Andrei Kolesnikov, director del programa de política interior en el Centro Canergie de Moscú.
El porcentaje de apoyo de Putin supera el 80% y la oposición está desorganizada. Casi dos tercios de los rusos querrían que continuara en la presidencia después de 2018, según los sondeos de la compañía encuestadora independiente Levada.


Ver comentarios