Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



GLOBAL


Putin busca impulsar la economía de Rusia con hipotecas

Bloomberg | Lunes 14 noviembre, 2016

Las hipotecas como porción de la producción económica en Rusia aún están en cerca de un tercio del nivel de otros países excomunistas de Europa del Este. AFP/La República


Fue un éxito mientras el resto de Rusia estaba en dificultades; ahora el financiamiento hipotecario ofrece la mejor oportunidad para desbloquear lo que parece ser el recurso económico no explotado más grande de la nación.

Con casi la mitad de los rusos viviendo en viviendas soviéticas desintegradas construidas antes de 1980, los bancos han aprovechado los subsidios estatales para entregar hipotecas con desenfreno mientras otros créditos de consumo se deterioran. A medida que la economía comienza a estabilizarse luego de dos años de recesión, se espera que el número de personas que obtenga préstamos hipotecarios llegue a un nivel récord el 2017 tras crecer un 29% en lo que lleva del año.
"¿Dónde va a encontrar crecimiento Rusia?", dijo Charles Robertson, economista jefe global de Renaissance Capital en Londres, en un contacto telefónico. "El mercado inmobiliario es una de las únicas soluciones disponibles".
Luego de buscar por todos lados una solución para la recesión más larga que ha sufrido el país en este siglo, el gobierno ruso halló una respuesta muy cerca. Si la estrategia funciona, la repercusiones de un auge hipotecario dará un impulso a una gran cantidad de industrias, desde la construcción hasta el mercado minorista, alimentando el apetito por las viviendas y convirtiéndolo en una fuente de riqueza para una nación donde el Banco Mundial estima que una de cada dos personas tiene menos de 10 metros cuadrados para sí mismos.
Quien alienta la iniciativa es el presidente Vladimir Putin. ¿Su mensaje para los que están buscando un nuevo lugar? No esperen más “Háganlo”
"Quien sea que quiera hacerlo y esté listo, hágalo ahora", dijo Putin en una reunión con el director de Sberbank PJSC, Herman Gref.
Este mensaje está resonando. Los préstamos hipotecarios emitidos en los primeros nueve meses del año alcanzaron una cifra superior a 1 billón de rublos (US$15.200 millones), un ascenso de un tercio en comparación con el mismo periodo del 2015, según datos del banco central. El crecimiento de los préstamos hipotecarios fue lo único que evitó que el crédito minorista ruso se contrajera este año, al tiempo que los préstamos no hipotecarios cayeron un 8% en los primeros ocho meses, según Alfa Bank, la entidad de préstamos privada más grande.
"El mercado hipotecario ha crecido durante la recesión", dijo al teléfono la vicepresidenta de Moody’s Investor Services, Olga Gekht, desde Londres. "Las hipotecas son los préstamos más seguros cuando se trata del mercado minoristas y naturalmente se han convertido en una gran porción de este. La demanda por nuevas y mejores viviendas seguirá avivando este apetito".