Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Puerto sin carretera

Luis Alberto Muñoz [email protected] | Viernes 27 febrero, 2015


Construir un nuevo puerto sin ampliar la ruta 32 es bastante estúpido


Entre cielo y tierra

Puerto sin carretera

Dos cosas son claras respecto a Limón. Uno, contra viento y marea el proyecto de una “megaterminal” va para adelante, y dos, construir este nuevo puerto sin ampliar la ruta 32 es bastante estúpido.
Sin embargo, estas dos consideraciones tampoco implican que las dudas surgidas hasta el momento sobre ambos proyectos hayan sido innecesarias o inválidas.
En la mentalidad de “parches” que ha caracterizado el desarrollo de infraestructura en las últimas décadas en el país, los remedios pueden terminar saliendo más caros que la enfermedad.
Antes de la aceptación de cualquier préstamo, es fundamental el conocimiento preciso de las condiciones técnicas y la cuantificación correcta del valor del proyecto que se va a realizar.
Hoy, ningún banco comercial se atrevería a prestar dinero para construir una casa sin una estimación exacta de los costos de construcción y demás gastos asociados.
En el ámbito público, no existe ninguna razón para que esta lógica no sea aplicada, más cuando se trata de un proyecto de vital importancia para la economía del país.
Si a final de cuentas la empresa China Harbour Engineering Company no acepta las condiciones mínimas técnicas y jurídicas que se requieren para un sano desarrollo de esta obra, el gobierno no debe quedarse de brazos cruzados y depender de una sola opción crediticia.
No por la necesidad y urgencia de esta carretera se puede pasar por alto detalles importantes y quedar condicionado.
Como una mala costumbre nacional, al filo del plazo de vencimiento pactado surge un debate obligatorio.
Es evidente que el análisis de las condiciones del empréstito no es lo que está mal, sino el cuestionar a destiempo asuntos tan básicos.
Por otra parte, ¿por qué estas dudas tan obvias no fueron atendidas antes, desde el mismo 3 de junio de 2013, día en que se suscribió el contrato?
Parte del problema ha sido la falta de información sobre lo negociado, al punto que esta semana, al filo de la aprobación en segundo debate en la Asamblea, ni siquiera se sabían bien los pormenores de este proyecto.
Ahora, Limón se jugará un pulso a dos manos, por un lado, su abandono social como “Ciudad puerto”, por el otro, su aislamiento histórico como “Puerto sin carretera”.

Luis Alberto Muñoz Madriz

@luisalberto_cr


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...