¿Puedo optar por el régimen de Zonas Francas?
“Es necesario que los empresarios interesados en entrar al régimen de Zona Franca se acerquen a especialistas en los temas legales, nancieros y contables”, explicó Carlos Camacho socio junior de A&M abogados, especialista en aduanas, comercio y transporte. Gerson Vargas/La República
Enviar

Asesoría legal y contable es clave para los procesos operativos

¿Puedo optar por el régimen de Zonas Francas?

Exención de impuestos aduaneros es la mayor ventaja

Optar por beneficios aduaneros, como la exención del pago de impuestos, es la mayor garantía de entrar al régimen de Zona Franca.
No obstante, existen algunas consideraciones para ingresar a este régimen, puesto que no todas las empresas pueden optar por esta categoría empresarial.

201412022240560.n44.jpg
El concepto de Zona Franca refiere al área geográfica de un país que se considera fuera del territorio aduanero nacional y en el que se establece un grupo de empresas que pueden introducir bienes de origen extranjero, sin pagar derechos e impuestos de aduana.
Si usted está interesado, primero necesita saber que si su empresa ya es contribuyente de Tributación, es decir, que ya esté operando, ya no aplica, puesto que el régimen es exclusivo para inversiones nuevas.
Entonces, es atractivo para el empresario si desea expandir su negocio formando otras empresas, o ya sea nuevos emprendimientos.
Otro paso es que tienen que dedicarse exclusivamente a la manipulación, el procesamiento, la manufactura, la producción, la reparación y el mantenimiento de bienes y la prestación de servicios destinados a la exportación o reexportación.
La ley no distingue entre nacionales o extranjeras, pero sí que cumpla con los requisitos básicos.
“En principio está indicado para que sean nuevas compañías y emprendimientos, ya que aunque es atractivo para las compañías, no es así para el fisco. En algunos casos hay negocios que sí pueden optar por ingresar al régimen como empresas estratégicas, pero esto está a criterio que el Gobierno disponga”, dijo Fernando Ocampo, analista de Comercio Exterior y exviceministro de Comex.
Hay una serie de pasos a seguir para ingresar a este régimen. El primero es acceder al sitio web de Procomer e inscribirse, seguido de la presentación física del proyecto. Luego de una serie de procesos internos en la Promotora, en la Dirección General de Aduanas y en Comex, la empresa debe cancelar un depósito de garantía y quedar a la espera de la comunicación del contrato de operaciones.
Esto, para que la empresa publique en cualquier periódico de circulación nacional la aprobación correspondiente; simultáneamente, tiene que recibir de parte de la Dirección de Aduanas la resolución en donde se le otorga la figura de auxiliar de la función pública aduanera.
Además, es necesario cumplir con el mínimo de inversión en activos fijos, una cantidad mínima de empleados y definir la actividad económica.
También deberá iniciar operaciones productivas en un máximo de tres años y establecer un porcentaje de Valor Agregado Nacional.
La modificación a la ley permitió dar un incentivo a las compañías que se ubiquen fuera de la GAM, por lo que también es oportuno indicar la dirección del complejo, además de identificar si operará dentro o fuera del parque industrial.
“Es necesario llevar un acompañamiento legal, contable y financiero a la hora de optar por ser zona franca, puesto que conlleva muchos requisitos”, explicó Carlos Camacho, asociado junior de A&M abogados, especialista en aduanas, comercio y transporte.
Luego de estar dentro del régimen, es necesario que las empresas no se despreocupen, sino que se aconseja llevar en regla todos los procesos.
“Para las compañías es vital tomar en cuenta que hay otro tipo de obligaciones, por ejemplo con las municipalidades y con Tributación”, reiteró Camacho.
Tener bien estipulados los plazos, compromisos, modificaciones del nivel de empleo le podría facilitar la operación en el país.
A la fecha existen más de 340 compañías dentro del régimen, la mayoría ubicadas dentro de la Gran Área Metropolitana.

Raquel Rodríguez
[email protected]



Ver comentarios