Proyecto rompe mitos de desarrollos sostenibles
Marinelly Montoya ganó el concurso Oficina Verde 2013.Esteban Monge/La República
Enviar

CÓDIGO VERDE

Proyecto rompe mitos de desarrollos sostenibles

Obra ganadora de la arquitecta Marinelly Montoya muestra cómo hacer una oficina “verde” en un edificio antiguo

El diseño sostenible de una casa o un edificio, no tiene por que representar un proceso complicado, tampoco se debe creer que para dar características “verdes” es necesario comenzar la obra desde cero.
Precisamente un proyecto realizado por la joven arquitecta Marinelly Montoya, rompe con esos mitos y gracias a esas cualidades fue seleccionado como el ganador del Concurso Oficina Verde, premio que se otorgó esta semana en la feria de Expo Oficina 2013. 
Su propuesta fue crear un espacio sostenible dentro del edificio La Llacuna ubicado en el centro de la capital, el cual fue construido en la segunda mitad del siglo pasado.
Se trata de una oficina de seis metros cuadrados por seis metros cuadrados, incluye cinco puestos de trabajo, un baño y paredes ajardinadas, las cuales cuentan con un sistema de goteo que las nutre y a la vez disminuye el nivel de calor, lo que puede contribuir a la reducción de estrés laboral.
El modelo cuenta con un piso suspendido por el que viajará el aire acondicionado, para que el ambiente se enfríe más rápido, se apague el enfriador y se reduzca su uso.
“Quería crear un espacio que no tuviera incremento en el costo final y en todo momento tomé en cuenta la parte financiera, así como la recuperación de la inversión”, dijo Montoya, quien realizó un estudio de reutilización y aprovechamiento de los recursos, para generar ahorro sin dejar de lado la comodidad y sostenibilidad del proyecto.
Para la elaboración del proyecto se tardó alrededor de dos meses, la mayoría del tiempo se dedicó a la selección del edificio.
“Es la etapa que lleva más tiempo, ya que se debe encontrar una edificación adecuada que cuente con los factores necesarios para convertirla en una sostenible”, aseguró Montoya.
Los demás proyectos que llegaron a la selección final del concurso fueron la arquitectura inclusiva basada en la energía bioclimática de los estudiantes de arquitectura Walter Ortiz y Óscar Quesada; la propuesta de potenciar la iluminación con la forma del prisma y mesas de madera de desecho de los arquitectos Cristian Leitón, Yojhanny Arce, Andreina Corella y Javier Villafuerte.
La selección del proyecto ganador estuvo a cargo de los arquitectos Raúl Goddard y Noelia Villalobos, junto a Danilo Valerio, diseñador del Espacio Interno.

Daniela Granados
[email protected]

Ver comentarios