Enviar

Recomendación de Notables activa idea

Protéjase de una expropiación

Apoye el progreso del país, pero no deje que le paguen mal

201303312114070.in2.jpg
Las expropiaciones son parte del progreso y bienestar del país, pero no tienen que significar un dolor de cabeza en su economía.
Dentro de las propuestas para fortalecer la funcionalidad y calidad de la democracia costarricense, el informe de los Notables tocó varios puntos de procesos judiciales entre los que se pudo destacar el proceso de expropiaciones para un mejor desarrollo en proyectos de infraestructura.
Aunque la recomendación número 45 no fue tomada por la Asamblea Legislativa para evaluarse en el primer grupo del informe, la cantidad de nuevos proyectos que se anuncian para el país en temas de infraestructura, hace de la expropiación un tema al que hay que ponerle atención.
Defenderse del proceso es casi imposible, pero sí podemos recomendarle varios puntos para que tome en cuenta, si se ve en una situación de este tipo con su propiedad.
“Lo primordial es conocer cuál es el valor real de su tierra, saber el precio que usted debe recibir de forma justa cuando estamos frente a una expropiación, es importante mencionar que esta figura no es para lucrar, sino para acceder a un precio justo en cuanto a la indemnización”, explicó Daniel Rojas, abogado especialista en la materia.
Ante un proceso de expropiación no hay una defensa directa —refiriéndose a que usted se niega a que lo expropien— si los estudios preliminares son correctos y la declaratoria de interés público no está viciada, solo se tiene la potestad de aceptar el avalúo que se hace por su terreno, o no, iniciando un proceso de contienda por el precio, pero no por la expropiación.
“La única forma de traerse abajo una expropiación, atacar los estudios realizados de forma preliminar, logrando probar que dicho procedimiento es un capricho de la administración, demostrando que la afectación a la propiedad es desproporcional, o no responde a una necesidad de interés público”, indica el especialista.
En este tema hay muchas personas que indican que hay una actuación abusiva de la administración, aunque no tanto como en países como la Venezuela de Chávez, donde dejaban a las personas sin derecho de forma confiscatoria, pero sí de forma de pretexto político ya que los proyectos duran años sin realizarse.
Tal es el ejemplo de la no concluida Avenida Central, a la que le faltan 400 metros; el proyecto de la vía a Caldera, que hasta la concesión con Autopistas del Sol, tuvo un sueño profundo de más de 30 años; así como la Costanera Sur, con una historia parecida pero sin concesionario, y actualmente lo vivido con la ruta San José- San Ramón, que ya lleva poco más de siete años, tal y como lo explicó Rojas.
La única forma de atacar la expropiación es con la llamada Acción de Reverso, y sucede cuando después de diez años de haberse dictado la sentencia final, el proyecto no se haya realizado, así el expropiado puede plantear esta acción para volver a entrar en posesión de su bien, indica la ley de Expropiaciones.
El estado no maneja de forma tan dinámica el proceso de expropiaciones, por otro lado el ICE y AyA tienen ya un grupo legal que dinamiza mucho este camino, el que podría durar entre seis meses a un año.

201303312114440.in22.jpg

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios