Programa de Chicago busca reducir violencia juvenil en el país
Jorge Rodríguez es un experto norteamericano que ha trabajado el programa "Becoming a Man", que ha resultado muy exitoso en el sur de Chicago. Cortesía Edilex/La República
Enviar

El país busca replicar, a través de un taller, la iniciativa “Becoming a Man”, un programa de prevención de violencia juvenil que atiende a cerca de 4 mil ciudadanos de Chicago, Estados Unidos.

Hoy estuvo en el país Jorge Rodríguez, experto norteamericano que ha trabajado con el programa, para poner en práctica lo que se realiza en Chicago y que pueda ser utilizado como base para la prevención de la violencia y la inclusión social en el país.

Costa Rica desarrolla su propio “Programa de prevención de la violencia y promoción de la inclusión social” y es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

En Chicago, el programa “Becoming a Man” redujo la probabilidad de detención de los jóvenes en riesgo social en un 30%. 

Asimismo, las detenciones por delitos violentos bajó un 45% menos y aumentó la promoción en secundaria de los asistentes al programa en un 10%.

Identificar la violencia juvenil y sus causas, además de las acciones preventivas para evitar que se propague, es una de las misiones que Rodríguez tuvo en Chicago y que compartió con La República en una entrevista.

¿Cómo se implementa una estrategia comunitaria para prevenir la violencia?

Hay que dar un espacio a lo jóvenes para que expresen como se sienten. También necesitan un espacio para hacer actividades entretenidas, que los mantengan ocupados.

¿Qué papel tienen las drogas en el origen de la violencia juvenil?

El origen de la violencia juvenil es el mismo aquí que en Chicago, el problema de las drogas es el mismo en todo el mundo. Lo que hay que evitar es salir con la historia de siempre a los jóvenes: “que la drogas son malas para ti, que te van a destruir...” , ellos saben eso. La clave es hacerlos cuestionarse si es el camino correcto, ya que el dinero de las drogas se va fácilmente, pero si se esfuerzan y trabajan, no es fácil que alguien te quite todo en un día.

¿Un joven que crece en un ambiente vulnerable y sin acceso a la educación está condenado a ser delincuente?

No. Incluso yo vengo de un ambiente vulnerable, y todos en algún momento tenemos la opción de elegir, y todos tenemos potencial para triunfar.

¿Cuál es el camino ideal para reintegrar los jóvenes que han caído en la delincuencia, de vuelta en la sociedad?

Para mi, nunca es muy tarde. Incluso delinquiendo a los 12 años no quiere decir que ese joven ya esté perdido.

El primer paso para que el rehabilite es que procese todo lo que ha hecho y luego se pregunte si está feliz donde está (el centro penal). Si la respuesta es negativa solo tiene dos opciones: reinsertarse o seguir allí, eso es universal.


Ver comentarios