Enviar
Jueves 24 Noviembre, 2011

Profesionales liberales… los inalcanzables del paquete tributario

Qué tristeza da leer la noticia de que los ingenieros, médicos y abogados liberales tributan en promedio ¢36 mil anuales y más enfado me dio cuando en una consulta que realicé a un profesional en medicina, observé que en cuestión de dos horas atendió a cuatro pacientes y que el valor por cita era de ¢40 mil, lo que le generó ¢160 mil, y dada lo apretado de su agenda, su secretaria (única empleada) me dijo que solo tenía espacio para hasta dentro de dos meses.
Cosa similar ocurre con especialistas en ciencias médicas, profesionales en derecho, ingenieros, contadores, consultores, y otro tipo de profesionales que en primer lugar buscan que los pagos se realicen en efectivo, ya que no permiten los pagos con tarjetas de crédito o débito, y cuando se le solicita una factura dan un documento que para fines fiscales no tiene ningún valor.
¿Qué hacer para que este tipo de profesionales sean solidarios? Dado que es evidente que la conciencia solidaria de este gremio está muy lejos de lo que el país necesita, y que no existen los mecanismos eficaces para controlarlos, siguiendo con el ejemplo antes señalado, yo propongo que los profesionales independientes sean tasados de oficio sobre unos ingresos mensuales brutos de ¢4 millones (cinco horas diarias x ¢40 mil la hora x 20 días) y aquellos que no alcancen esa cifra deban demostrar al fisco si desean pagar menos.
Ingeniero

Mynor Retana C.
[email protected]