Logo La República

Sábado, 4 de abril de 2020



FORO DE LECTORES


Profesionales 20-30: Liderar en tiempos difíciles

Álvaro Rojas [email protected] | Sábado 21 marzo, 2020

xx

Seamos claros, nuestro país y el mundo se encuentran en un tiempo complicado por una razón principal: en el escenario socioeconómico lesionado del que nos estábamos recuperando en Costa Rica, nos cae encima los efectos directos del COVID-19.

Debemos ser consientes que esta situación a nivel económico no es igual para todos, cada uno la analiza, le afecta y reacciona desde su posición, hay empresarios, emprendedores, salariados, personal eventual, entre otros, los cuales cada uno tiene afectaciones y urgencias diferentes que incluso cambian según el sector económico en el cual se desarrollen. Y es que, entre los despreocupados que piensan que es una “simple gripe”, “no va a pasar nada” y los radicales extremistas que creen que es el “fin del mundo”, hay una línea media, objetiva y racional donde se ubican las personas responsables, pensantes y diligentes que están haciendo algo más allá de criticar y vociferar incoherencias; profesionales y no profesionales quienes están dejando sus diferencias políticas, de credo, de pensamiento o de intereses personales para pensar como nunca antes en tres cosas:

1) Cómo evitamos que la salud pública se vea afectada lo menos posible.

2) Cómo sobrevivimos económicamente con el menor impacto.

3) Cómo nos reinventamos para que la reactivación económica sea de la forma más acelerada apenas termine la situación actual.

Si usted es de esas personas que están en la línea media, bienvenido y suba a otros a su barco porque, hoy más que nunca, su país lo necesita. Pero, si usted no es así, hay algo que sí puede hacer para aportar, lea con atención, es simple: si identifica este tipo de personas diligentes que están haciendo algo, no los moleste, déjelos fluir, apóyelos, bríndeles una mano, porque ahora lo necesitamos, valen oro. Y si usted no esta en línea media, está bien, es válido, pero por el bien de todos: hágase a un lado, infórmese, siga las indicaciones, no comparta noticias falsas, no haga comentarios infundados, deje la murmuración, quítele el color político a las acciones y deje de decir, desde su cómoda silla, qué es lo que se debería hacer y, cuando todo esto pase, si quiere, vuelva a su “modus operandi”.

Estos son tiempos difíciles y aquí es donde se manifiesta el verdadero liderazgo, no un liderazgo con una intención de mando, sino con la intención total de servicio, un liderazgo que cree puentes, que para construir se base en los puntos en común y no en las diferencias.

Tenemos que entender que el mercado, el comercio, la sociedad y la economía fue uno antes y será otro después de esta situación. Los tiempos de incertidumbre manifiestan y sacan a la luz el verdadero carácter, las verdaderas intenciones, quién está por el país y quién está por sus propios intereses. Si puede recibir un consejo de este joven escritor, es que abran bien los ojos porque, en este escenario, es donde vamos a ver quién es quién y de qué estamos hechos. Aquí es donde se diferencian los buenos de los excepcionales,

donde se verá quiénes realmente vendían y quiénes tomaban órdenes; quiénes solo trabajan y quiénes aportan valor. Aquí se diferencian los que “decían ser” y los que “realmente son”, aquí es donde se manifiestan los extraordinarios líderes de talento humano, de política, de proyectos, de ventas, de innovación, de operaciones, de finanzas, de administración, de comercio, de mercadeo y de cualquier otra posición dentro de una organización y dentro de la sociedad.

Este es un entorno que cambia todos los días, las decisiones de hace 24 horas pueden no funcionar hoy y, antes de que se ejecuten, puede que tengan que ser abortadas; pero, en medio del cambio, de la incertidumbre y de la dificultad, en la historia, han existido grandes líderes y profesionales que han sabido capitalizar sobre las siguientes características que hemos recopilado para usted. Porque estoy seguro de que, si llegó hasta aquí, es porque se ha sentido identificado y seguramente está comprometido con sacar esto adelante.

1) Unidad con sentido de propósito: En las crisis, los líderes que han sacado las circunstancias adelante, han dejado de lado sus diferencias, se enfocan en el objetivo común y su bandera ha sido la unidad por encima de los desacuerdos. El enemigo número uno del progreso en medio de la incertidumbre es el ego que no permite ver puntos de construcción en conjunto.

2) Se rodean de un equipo crítico: En este momento, los equipos del “Sí, señor” son poco útiles, el líder debe rodearse de un equipo que haga pruebas de ácido a las decisiones y aporte desde las diferentes perspectivas las medidas de contención. Equipos con alto nivel de estrategia, pero igual nivel de ejecución, evaluación y corrección. Adicionalmente, mantenga informado a su equipo con un alto nivel de comunicación. Recuerde: no comunicar comunica.

3) Calma (sobriedad): En estos tiempos complicados, la presión aumenta, hay incertidumbre, hay más tensión a nuestro alrededor, mucho ruido y menos silencio. Por lo que la sobriedad, como esa cualidad de no dejarse llevar por el momento, es clave. Los líderes que tienen calma en medio de las crisis transmiten algo invaluable: confianza.

4) Toma de decisiones acertadas: Parece fácil, pero no lo es, menos en estos momentos. Es un escenario poco predecible, sin todos los datos necesarios, con muchísimas variables y una alta probabilidad de fallar, pero además se combina con una arista que hace más complicado todo y es la velocidad. Él éxito estará en buenas decisiones en el menor tiempo posible. Aquí no le gana el más fuerte al más débil, le gana el más rápido y efectivo al más lento. Además el que tiene el correcto balance para medir cómo las decisiones a corto plazo para sobrevivir afectarán en el mediano plazo cuando todo se recupere.

5) Alta flexibilidad cognitiva: La flexibilidad cognitiva es una de las habilidades más buscadas en esta nueva década y justamente por la capacidad de reacción que tienen

los líderes en circunstancias como las actuales. Esta habilidad está basada en la capacidad que tenemos para adaptar nuestra conducta y pensamiento a situaciones novedosas, cambiantes o inesperadas, incluso la capacidad de identificar que lo que estamos haciendo no funciona o ha dejado de funcionar y, por tanto, debemos modificar nuestra conducta, decisiones, pensamiento y opiniones para adaptarnos al nuevo entorno y a las nuevas situaciones.

6) Priorización: En este momento, necesitamos líderes que tengan la capacidad de ver el árbol sin dejar de ver el bosque. Ahora más que nunca debemos saber separar lo importante, de lo urgente. De aplicar la ley de Pareto, cuál es ese 20 % de acciones que debo hacer para que genere el 80 % del resultado que es tan importante en estos momentos.

7) Cuidarse a sí mismo: Estos momentos requieren nuestra mejor versión, nuestra mente más lúcida, nuestra salud mental, física y emocional al 100 %, por lo que no podemos descuidarnos en esas áreas. Muchos líderes no llegan al final de la crisis no por capacidad, sino por descuido de ellos mismos. Tenga tiempo de esparcimiento, de ejercicio, de oxigenación.

8) Exíjase tiempos de reflexión: En estos momentos todos queremos ser productores de buenas ideas, de cambios positivos, incluso, inteligentes, pero, aunque cueste mucho, debemos sacar tiempo solo para pensar. No podemos dejar las ideas y la creatividad a la casualidad, ni tener una posición pasiva. Es en la reflexión, en la meditación, en los espacios para pensar que puedes obtener inspiración para ver oportunidades donde otros no la están viendo.

9) Principios y valores: Aunque todo cambie, los principios de estos líderes no cambian y, más bien, es cuando sus raíces más se fortalecen y sus decisiones están impregnadas de su esencia.

En un entorno como el actual, necesitamos a los líderes que realmente están preparados para trabajar en un entorno altamente desafiante y conflictivo, este tipo de personas están dotadas de una serie de características poco comunes que no se enseñan en la universidad porque, cuando un gran peso de la responsabilidad está sobre nuestros hombros, es cuando sale a flote todo el potencial, pero también las carencias porque, como dice el dicho más popular en estos momentos, en tiempos difíciles unos lloran, pero otros venden pañuelos.





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.