Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Productores ponen los ojos en el Estadio Nacional

Carolina Barrantes [email protected] | Viernes 27 mayo, 2011



Productores ponen los ojos en el Estadio Nacional
Por su infraestructura, ubicación y costo de alquiler llama la atención de empresarios para traer artistas “grandes”
Aunque en un inicio había ciertas dudas sobre si las compañías productoras de conciertos iban a ver atractivo al nuevo Estadio Nacional para hacer sus eventos, tal parece que el último nubarrón quedó en el olvido.
Representantes de tres productoras costarricenses y dos panameñas conversaron con MAGAZINE y solo externaron puntos positivos del nuevo reducto y su anuencia a alquilarlo a futuro.
Don Stockwell, de Tropix II; José Cañas, vocero de Evenpro; Juan Carlos Campos, socio-director de la tica One y representante de la panameña Show Pro en el país, y Andrés Navarrete, presidente de la canalera Addictive Productions, fueron los que pusieron las cartas sobre la mesa.
El concierto de la cantante norteamericana Miley Cyrus fue el primer recital privado en el estadio desde que se inauguró y dejó un buen agrado de boca para los que tienen puestos sus ojos en ese sitio.
La mayoría de los productores señalan que el recital demostró que el Estadio Nacional es el único inmueble en el país donde se pueden hacer conciertos internacionales masivos, por su capacidad, ya que puede albergar hasta 50 mil personas incluyendo su gramilla, y por otras ventajas que ofrece.
“No hay otros inmuebles con condiciones similares. La capacidad, ubicación y facilidades del Estadio Nacional lo hacen único para este tipo de conciertos de talla internacional. De haber estado listo cuando se hizo Metallica (fue en el Estadio Ricardo Saprissa), seguramente hubieran tenido un aforo superior y la gente hubiera estado más cómoda”, afirmó Navarrete.
Otro aspecto positivo es que luego de los recitales de Cyrus y de Shakira, este último fue para inaugurar el reducto, las personas que asistieron salieron en orden del estadio y no se presentaron los problemas viales que se esperaban por la falta se parqueos que hay en los alrededores de la Sabana, según los productores.
El alquiler del Estadio Nacional para los conciertos cuesta como mínimo $18 mil, y los todos los entrevistados concuerdan con que el monto que les cobran no se convierte en un problema, si se toma en cuenta que a ese sitio solo se pueden llevar artistas “grandes” que auguran un lleno total.
“El estadio ofrece ventajas inmensas y en términos de costos es más económico que otros sitios del país. Si se ve en términos de plata de entrada es más caro, pero si hago un concierto en otro sitio tengo que construirle el camerino al artista, aquí no. Otros lugares no incluyen venta de bebidas ni alimentos, el Nacional sí. También está la facilidad para el público de tener los asientos numerados, que es otro problema en otros estadios”, afirmó Don Stockwell.
Un criterio similar externó José Cañas, quien dijo que “el estadio tiene una infraestructura impresionante, es un sitio muy fácil para trabajar, montar la tarima, etc. Pero solo un artista grande o varios de ellos pueden llevarse ahí”.
El Estadio Nacional tiene dos pruebas más de fuego en el horizonte, que si las supera podría despejar cualquier duda que quede en el ambiente: los conciertos de Marc Anthony y Alejandro Fernández, y el de Judas Priest junto con Whitesnake.
El recital del salsero y el mexicano será el 18 de junio y mientras que el del metalero será el 27 de setiembre.

Carolina Barrantes
[email protected]