Enviar
Productividad aliviaría desempleo

La "crisis del empleo" tiene aspectos "alarmantes" en la región, pero pueden ser "subsanables" con productividad e inversión, dijo ayer el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para Centroamérica, Haití, Panamá y República Dominicana, Virgilio Levaggi.
"La crisis del empleo no ha acabado, se está manifestando; lamentablemente hay ciertas cosas alarmantes pero que pueden ser subsanables" en Latinoamérica, dijo Levaggi a Efe, tras participar en una reunión de la XVII Conferencia Interamericana de Trabajo que se inició ayer en San Salvador.
"Hoy en día el promedio de desocupación de jóvenes en el mundo es 12,5 %, pero América Latina está en 14,4 %, esto quiere decir que hay que tomar medidas para atraer más inversión, mejorar nuestra productividad, para involucrar más gente en la formalidad" y mejorar la crisis, agregó.
Destacó que en América Latina "hay sectores que están más golpeados que otros", y que principalmente son "los que dependen más de la economía americana", como "México y Centroamérica".
Sin embargo, aclaró que si "China deja de crecer" por la crisis económica mundial que está golpeando principalmente a los Estados Unidos, también se verían afectados los países suramericanos.
El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, señaló al inaugurar la Conferencia, que algunos países americanos están en "franca mejoría de su situación laboral" por su "estructura económica y productiva y por la aplicación de políticas acertadas".
Por el contrario, agregó, países como El Salvador tienen "una estructura económica frágil", dependiente de Estados Unidos, las remesas de inmigrantes y de las exportaciones, todo lo cual "ha afectado la estructura laboral".
En 1992-2007, la población con empleo en El Salvador "aumentó apenas a una tasa promedio de 0,9 % anual", y actualmente "las elevadas tasas de subempleo y empleo informal que posee el país agrega más leña al fuego del problema del empleo", aseveró Funes.
Levaggi añadió en sus declaraciones que el desempleo afecta más al sector laboral de América Latina, que al de Europa o EE.UU., porque estar "desempleado" en esos países "no quiere decir perder el ingreso, porque en esos países tienen seguro de desempleo, que de alguna manera -tienen- un ingreso".
En cambio "estar desempleado en América Latina es no tener ingresos, y lamentablemente hay una crisis antes de la crisis, y hay mucha gente que está en la informalidad, y la informalidad no te garantiza un correcto acceso a los ingresos", recalcó.
En el marco de la Conferencia Interamericana de Trabajo, en la que participan al menos 21 países, los ministros de Trabajo y otras autoridades de la región abordarán como tema principal, el empleo como el centro de las estrategias para crear una economía fuerte, sostenible y equilibrada; la construcción de condiciones más justas de trabajo y el flagelo del trabajo infantil.
Levaggi destacó que este será un espacio de reflexión "muy importante" para analizar lo que está pasando en el mundo con la crisis económica y el empleo.
Antes de la inauguración oficial se realizaron reuniones técnicas sobre asuntos laborales y un encuentro preparatorio de ministros, viceministros y otros jefes de delegación en el que se detalló la agenda y la metodología de trabajo de la Conferencia, las cuales fueron a puerta cerrada.
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, tiene previsto participar en la jornada de hoy, cuando están programadas las discusiones sobre los tres temas principales del encuentro.

San Salvador/ EFE

Ver comentarios