Enviar
Energía deberá ser duplicada en los próximos 13 años
Producción eléctrica requerirá $7 mil millones

• El 100% se producirá con recursos renovables, según meta del ICE
• Participación de las empresas privadas será ampliada

Danny Canales
[email protected]

Para garantizar que la electricidad siga llegando a todos los rincones del país se requiere invertir unos $7 mil millones.
Esos recursos serían los que demandaría la construcción de nuevas plantas eléctricas que aporten al menos 2 mil megavatios adicionales.
Las obras deberán desarrollarse en un plazo de 13 años. Se estima que en esa fecha el país consumirá el doble de energía de la que emplea actualmente.
La alta inversión
que demanda el sector eléctrico es consecuencia del atraso de la agenda de obras y del alto crecimiento del consumo.
Para poner el sector energético al día el gobierno encendió el “switch” al plan de expansión integrada de energía.
El propósito del programa es ampliar la cobertura energética empleando para ello solo recursos renovables, como agua, viento, vapor o desechos.
“La meta es que para 2021 Costa Rica sea el primer país que produce el 100% de su energía con recursos renovables”, dijo Pedro Pablo Quirós, jerarca del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
Con ese propósito el Poder Ejecutivo elabora un proyecto de ley que regulará el mercado energético y ampliará la participación de empresas privadas en el sector.
La intención es que las empresas dedicadas a la producción eléctrica contribuyan en la inversión, explicó Julio Matamoros, viceministro de Energía.
De los recursos que requiere invertir el país en el campo de la energía, la mayoría se deberá concentrar en su producción.
El precio promedio de producir un megavatio es de $2,5 millones, estimó Javier Orozco, director de proceso de expansión integrada de electricidad del ICE.
Es decir que para suplir la deman
da de 2 mil megavatios se deberá disponer de $5 mil millones.
Adicionalmente se ocuparán $2 mil millones, aproximadamente, para los trabajos de generación y distribución de la energía, estimó la Asociación Costarricense de Productores de Energía (Acope).
La planta térmica Garabito constituye el principal atraso en la agenda eléctrica promovida por el ICE.
El proyecto debió comenzar a funcionar en 2006, sin embargo, su entrada en operación se prorrogó para 2010.
La necesidad de ese proyecto aunado al aumento del 5,5% anual, en promedio, de la demanda eléctrica, es lo que obligan al país a ampliar la producción eléctrica.
El mayor crecimiento de consumo energético se registra en Guanacaste y el Pacífico central, como consecuencia del auge inmobiliario y turístico.
Como parte del plan de expansión eléctrica el ICE gestiona la construcción de tres proyectos hidroeléctricos por 1.280 megavatios. Estas nuevas plantas entrarán a operar entre 2014 y 2020.
La empresa privada también ansía aumentar su presencia en el mercado eléctrico, en caso de se avale la apertura.
Tal es el caso del Grupo Corporativo Saret, empresa que cuenta con los recursos, capacidad, lotes y equipo para producir al menos 250 megavatios, en caso de darse la apertura del mercado eléctrico, según Miguel Ramírez, director de la compañía.
Claudio Volio, gerente de la empresa Hidroeléctrica Río Lajas S.A., también manifestó anuencia para contribuir en la producción eléctrica en caso de que se den las condiciones legales.

 


Ver comentarios