Enviar
¿Problemas para dormir?

La calidad del sueño es fundamental para tener un buen desempeño en la vida

Melissa González
[email protected]

Los problemas para conciliar el sueño son más comunes de lo que se piensa.
Y no dormir bien afecta directamente la productividad en el trabajo y en las relaciones personales; en general, influye en todos los aspectos de la vida.
Se dice que el sueño no es un proceso pasivo, sino más bien activo, un proceso cerebral en que el cuerpo descansa.
El ser humano duerme un tercio del día con el fin de recuperar energía. El sueño se modifica con la edad; por ejemplo, un niño puede dormir hasta 18 horas, mientras que en un adulto mayor el sueño profundo va disminuyendo.
“El 50% de los adultos mayores tienen problemas del sueño, entre el 19% y el 38% padece de insomnio”, comentó el doctor Ariel Miremberg, especialista en medicina del sueño y otorrinolaringología, quien además atiende este tipo de problemas en su Clínica del Sueño.
Además del insomnio, el roncar y la apnea son problemas frecuentes, los cuales provocan un aumento en las preocupaciones, fatiga, desconcentración, ansiedad, incluso accidentes laborales y de tránsito.
“Otro mal es la narcolepsia, ataques bruscos del sueño en que las personas se quedan dormidas en cualquier lugar a cualquier hora”, comentó el especialista, quien impartió una conferencia en Confort Suizo.
Se estima que los adultos promedio deberían dormir de siete a ocho horas, pero hay desde quienes con pocas horas se sienten bien hasta los que necesitan dormir hasta 11 horas.
“Si no dormimos bien, puede haber problemas como la obesidad y enfermedades del corazón”, comentó Miremberg.



Para tener un sueño profundo

Estas son algunas recomendaciones para que logre conciliar un sueño de calidad:

• Establecer horarios regulares para ir a la cama
• No irse a la cama sin sueño
• No preocuparse durante el día por el mal sueño del día anterior
• Usar la cama solo para dormir y actividades sexuales, dejar el trabajo para la oficina o ver televisión en otro aposento
• Tratar de despertarse siempre a la misma hora
• No hacer siestas, esto no rige para adultos mayores
• Evitar ejercicios vigorosos cerca de la hora de ir a dormir
• Realizar ejercicios diarios preferiblemente en la mañana
• Evitar comer mucho en la noche, bebidas con cafeína, alcohol o el tabaco
• La luz, temperatura, ruido y el sistema de cama son fundamentales, deben adecuarse a sus gustos

Fuente: doctor Ariel Miremberg, de la Clínica del Sueño. Teléfono: 2290-7373.

Ver comentarios