Logo La República

Miércoles, 17 de abril de 2024



COLUMNISTAS


Problemas nacionales y soluciones

Emilio Bruce ebjreproduccion@gmail.com | Jueves 21 julio, 2022


Sinceramente

Decía San Agustín que, si a la meta das la espalda, nunca lograrás alcanzarla. Y esta expresión de pragmatismo no debe de caer en saco roto en nuestro país menos en estos momentos. Resulta en consecuencia fundamental tener esas metas claras y trabajar en conjunto con la Asamblea Legislativa para desarrollar la legislación que sea necesaria para alcanzar dichos objetivos.

El desempleo sigue siendo un problema crítico con su secuela de generar pobreza y miseria. Cuando no se tiene trabajo y se carece de ingresos la persona se ve lanzada a la miseria. ¿Cómo pagar los alquileres? ¿Cómo comprar la comida? ¿Cómo conservar la salud si en desempleo la CCSS no nos dispensa cuidados? Así las cosas, es fundamental generar la ruta para levantar el número de personas trabajando y preferentemente con buenos salarios. La ruta debe de tener un gran contenido de confianza, de inspiración, de concordia, de reglas de intercambio de largo plazo.

El desempleo trae consigo más consecuencias graves, ya que las personas no cotizan para la CCSS ni generan impuestos al no consumir ni tener salario del que pueda cobrarse el impuesto al mismo. En un momento en el que el déficit fiscal todavía se conserva contra viento y marea resulta fundamental resolver el desempleo y reiniciar la recaudación. ¿Va el gobierno a dejar de gastar? ¿Va el Ministerio de Hacienda a recaudar mejor sus complicados y muy numerosos impuestos?

La informalidad sigue afectando nuestra economía de manera frontal. Casi el 40% de las personas que trabajan o han desarrollado un emprendimiento de supervivencia lo hacen en informalidad. ¿Por qué se ha generado esta informalidad? Para mi resulta evidente que el costo que tiene formalizarse es tan alto y los trámites tan engorrosos que en un momento de supervivencia todo excepto supervivencia la misma tiende a abandonarse. Se sobrevive, se alimenta a la familia, se sigue viviendo tan solo. Eso hacen millones de costarricenses en estos momentos. ¿Qué estamos haciendo para disminuir la informalidad y reconvertir a los informales en la consabida formalidad? Esta es otra de las grandes metas que debemos tener claras y la ruta para acabarla debe de tener espíritu de urgencia en sus soluciones.

Las brechas de ingreso, de riqueza, de educación y la ausencia de igualdad de oportunidades son patentes en el país. ¿Qué programas estamos por emprender para lograr acabar o al menos paliar justamente todo esto? Estas brechas y carencias generan una gran desesperanza. Cuando se pierde la esperanza se pierde el miedo y sobreviene la violencia social. ¡Soluciones a este grave problema resultan urgentes, resultan indispensables! ¡La vida misma de la institucionalidad y de la democracia está en juego!

El desequilibrio de las cuentas gubernamentales donde se gastan casi dos por cada colón recaudado es insostenible sobre todo si no se desea aumentar el endeudamiento. ¿Qué estamos planeando cómo país y qué está el gobierno como tal haciendo para detener esta catástrofe que se nos puede venir encima con el alza de los intereses a nivel internacional? Muchas instituciones dejaron de ser productivas y no contribuyen al desarrollo nacional. Muchas instituciones están llenas de funcionarios con muy baja productividad y en exceso de las necesidades de gobierno e instituciones. Es claro que cesarlas aumentaría el desempleo. Es claro que aumentaría la miseria y que las brechas de ingreso y de educación se ampliarían. ¿Qué debe de hacerse? ¿Qué estamos por hacer? Gastamos en lo que no es necesario, pero no gastamos en lo deseable y en lo urgente. Las obras para desarrollo y generación de empleo se debilitan ante el pago de planillas e intereses de las deudas de gobierno. ¿Qué gastos vamos a cesar para gastar en lo deseable y urgente?

Para mi resulta evidente que pelear no logra el consenso necesario para lograr soluciones. Estoy claro que los escándalos y las disputas no forman el necesario clima de trabajo que el país requiere. ¿Regañar a la Corte es parte de la solución o complicará las cosas si el clima es tenso? Con amigos se recorre la milla extra. Claro, está regañada estaba dirigida a las masas no a los magistrados. ¿Pelear con la Asamblea Legislativa cuando se tiene una clara minoría en el plenario no pondrá trabas a la acción requerida para resolver los verdaderos problemas del país? ¿No se requerirán mejores relaciones con todos los partidos? Si hay un elemento que debe luchar el gobierno por preservar es el clima de cordialidad con el que se inició esta administración, así como el clima de confianza y de credibilidad en sus iniciativas y decisiones.

Tiene Costa Rica graves problemas que van a requerir de la buena voluntad y el concurso de todos los costarricenses. Gobernar es educar, gobernar es persuadir, gobernar es trazar rutas y motivar a los costarricenses a aceptarlas como válidas y valiosas. Se educa con el ejemplo, se educa con la palabra, se educa con proyectos y reformas. A ello debería el gobierno abocarse con toda diligencia. Siempre he escuchado decir que se cazan más moscas con miel que con hiel.

Que nuestros graves problemas enfrenten grandes y hábiles soluciones. Que nuestro clima de ira se transforme en un clima de concordia y de colaboración. Que el tejido social se preserve de ser hecho girones. El país en unidad debe de buscar el clima apropiado de concordia y colaboración intensa.

NOTAS ANTERIORES


Políticos cínicos y mentirosos

Miércoles 17 abril, 2024

En el equilibrio de poderes, el Legislativo tiene la función de hacer las leyes y de ejercer control político sobre toda la administración pública del Estado, e

Como el bambú

Lunes 15 abril, 2024

Este jueves 11 de abril al celebrar la victoriosa batalla de Rivas de nuestros valientes y visionarios antepasados







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.