Enviar

HARVARD

Primero construya confianza

201308202232070.h.jpg
Hoy en día la mayoría de los líderes enfatiza su eficiencia, fortalezas y credenciales, pero nada de eso importa si la gente no confía en usted. Gánese a la gente con calidez. A continuación, cómo hacerlo:
• Utilice el tono correcto. Hable con un tono y volumen bajos. Apunte a un tono que sugiera que se está poniendo al nivel de la gente y que está siendo completamente honesto.
• Valide sentimientos. Si demuestra a sus empleados que básicamente tiene la misma visión del mundo que ellos, no solo demuestra empatía sino también, desde su punto de vista, sentido común. Si quiere que sus colegas lo escuchen y coincidan con usted, primero concuerde con ellos.
• Sonría, y siéntalo. Sonreír es contagioso. Si la gente lo ve con una sonrisa radiante, es probable que también sonría. Pero una sonrisa educada no engaña a nadie. Para proyectar calidez, debe sentirla.

Llegue a tiempo a las reuniones
Cuando puede enviar un mensaje de texto o correo electrónico a un colega para comunicarle que llegará tarde, es fácil postergar reuniones. Esta comunicación rápida es útil cuando está inevitablemente retrasado, pero abusar de ella tiene costos. Un estudio descubrió que las tardanzas de los empleados cuestan 9 mil millones anuales de libras esterlinas a la economía del Reino Unido. Hay algo que se puede decir sobre la anticuada puntualidad. Hace 60 años, era importante cumplir los compromisos porque había menos oportunidad de reprogramar sobre la marcha. Pero hasta en esta era de tecnologías que permiten estar siempre conectado, ser puntual es importante. Transmite a los demás que usted es de confianza. Y muestra respeto por las personas que no tienen que perder su tiempo esperándolo.

Reconozca su momento de obligación
Las personas que abordan grandes problemas exitosamente a menudo están motivadas por un evento o momento específico en sus vidas. Estos “momentos de obligación” pueden motivarlo a comenzar a trabajar sobre un problema y a continuar cuando podría sentir ganas de rendirse. Estos momentos los puede reconocer porque son fuertes, el propio momento no necesariamente debe ser dramático, pero lo que le hacen sentir sí lo es. Además el momento es personal, a menudo está conectado a experiencias propias, o a las de las personas que más le importan. Y se arraiga, normalmente gritan que les ponga atención, colándose en la mente cuando está ocupado en sus propios asuntos; sentado en el sofá, mirando la televisión o tratando de dormir.

Nombres peculiares se convirtieron en una estética
Hay 102 empresas nuevas cuyos nombres terminan en “ify”, muchas de ellas probablemente imitando a Spotify, dice The Wall Street Journal. Los nombres raros para empresas surgieron hace 20 años en Silicon Valley, con el nacimiento de motores de búsqueda como Yahoo, que originalmente significaba “Yet Another Hierarchical Officious Oracle”. La manía por los nombres raros fue alimentada por la falta de disponibilidad de direcciones URL.

Contar regresivamente hace que el tiempo pase más rápido
Cuando a los participantes de una investigación se les pidió que apretaran 25 veces una pelota, el tiempo requerido para realizar la tarea les pareció un 20% más corto a los que contaron en forma regresiva, dice el Instituto de Tecnología Technion de Israel. En un experimento relacionado, la gente que apretó un aparato para ejercicios manuales mientras contaba regresivamente, en lugar de en forma ascendente, tuvo una actitud más favorable hacia el producto y mostró mayor voluntad para comprarlo.
 

Ver comentarios