Prevén guerra de smartphones por medidas asiáticas sobre patentes
Corea del Sur y China están adoptando políticas antimonopolio que exigirían que compañías como Apple Inc. y Qualcomm Inc., otorguen licencias de sus inventos a sus rivales. Bloomberg/La República
Enviar

Prevén guerra de smartphones por medidas asiáticas sobre patentes

Un nuevo frente se está abriendo en el conflicto que podría denominarse la guerra de los smartphones: este es entre países, no entre compañías.
Corea del Sur y China están adoptando políticas antimonopolio que podrían exigir que compañías como Apple Inc. y Qualcomm Inc., otorguen licencias de sus inventos a sus rivales de manera más fácil y barata, lo que potencialmente daría a las empresas asiáticas una ventaja frente a los competidores extranjeros. Brasil e India están evaluando acciones similares.


Estas medidas drásticas sobre patentes podrían modificar el equilibrio de poder en la industria mundial de la telefonía móvil, que generó $412 mil millones el año pasado, según IDC.
Estas nuevas normas podrían debilitar la capacidad de Apple, Microsoft Corp. y Qualcomm —que suelen estar entre los quince primeros receptores de patentes todos los años— para competir en China, el mayor mercado de telefonía móvil del mundo, y otros países.
“Estamos volviendo a la Guerra Fría y la teoría del efecto dominó”, dijo Bradley Lui, abogado especializado en normas antimonopolio de Morrison Foerster en Washington.
“Las autoridades de China ven la posibilidad de un uso de las patentes que podría afectar a las compañías de China, incluidas las estatales. Esto podría impulsarlas a elaborar normas de mayor amplitud que las que dictaríamos en los Estados Unidos”.
Los reguladores asiáticos se vieron alentados por las guerras de los smartphones, en las que los colosos tecnológicos batallaron por miles de millones de dólares en cuatro continentes durante más de cuatro años.
Los gobiernos extranjeros, incluidos los de Corea y China, han estudiado con más detenimiento sus políticas de patentes, animados por los debates que se dieron en Washington sobre la posibilidad de que las patentes obstaculicen la innovación en lugar de estimularla.
“Los gobiernos extranjeros están captando la onda del debate nacional que se supone específico de nuestro país”, dijo Sean Murphy, asesor legal de asuntos gubernamentales internacionales de Qualcomm.
Las restricciones de Corea del Sur respecto de las patentes entraron en vigencia en diciembre.
Corea es el país donde nació y tiene su sede central Samsung, que libró una batalla legal con Apple durante años por acusaciones de que había copiado el diseño del iPhone.
Las normas de China entrarán en vigor el 1° de agosto. Brasil e India recién empiezan a desarrollar sus políticas, indicó un informe de National Academies.
Los funcionarios de comercio de los Estados Unidos no accedieron a efectuar declaraciones para este artículo.
La Comisión de Comercio Justo de Corea dijo que su política apunta a “aumentar la coherencia” en la aplicación de la ley antimonopolio y bloquear a las firmas que dan licencias de patentes, a las que a menudo se tacha de “trolls” por exigir suculentas regalías por funciones que sólo incorporan una mejora gradual.
 

Bloomberg


Ver comentarios