Presupuesto quedó en firme
Enviar

Gracias al respaldo de 34 legisladores del PLN, el Frente Amplio y el PAC principalmente, esta tarde quedó aprobado en definitiva el presupuesto por ¢8 billones para el otro año.
El plan de gastos se financia en un 45% con nueva deuda y establece hasta un 7% de aumento en los salarios del sector público.
Desde que Luis Guillermo Solís juró como Presidente, el plan de gastos del gobierno central se incrementó en un 23%, mientras que la inflación a penas llegó a un 5%.
Sin embargo, varios diputados que defendieron el presupuesto destacaron que la inversión social no se puede afectar, sobre todo, cuando el Gobierno no recauda adecuadamente sus tributos.
“La solución al déficit fiscal no debe estar relacionada únicamente con recortar el gasto, sino que tenemos revisar las exoneraciones y la defraudación fiscal como primer paso”, dijo José Ramírez, diputado del Frente Amplio.
El presupuesto logró los votos necesarios, ya que el PLN aceptó dar su apoyo, a cambio de que el Gobierno limite el gasto en unos ¢50 mil millones el otro año, a través de varios presupuestos extraordinarios.


Ver comentarios