Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NACIONALES


Presos sin condena salen caros

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 08 julio, 2011



Gasto anual en manutención de reos que esperan juicio asciende a $39 millones
Presos sin condena salen caros
El 25% de la población penitenciaria no ha sido sentenciado

Los presos sin condena le salen caros al Estado. Cada año, se deben invertir $39 millones para sufragar los gastos de miles de prisioneros que esperan juicio en alguno de los centros penitenciarios del país.
La lentitud de los tribunales, la complejidad de los casos penales, la falta de recursos económicos de las autoridades judiciales y el incremento de la criminalidad, son las razones que promueven el elevado gasto.
En estos momentos, uno de cada cuatro privados de libertad ha no sido condenado; es decir, 2.839 personas.
Cada día que pasa sin que un reo sea juzgado por los Tribunales de Justicia, el Gobierno debe gastar $38 para sufragar sus gastos de detención en alguno de los centros penales.
La manutención de cada privado de libertad incluye alimentación, servicios médicos, implementos de limpieza y gastos asociados al pago de oficiales de seguridad, psicólogos y trabajadores sociales, entre otros.
Aunque parezca inverosímil, el costo de mantener un reo en el sistema penitenciario diariamente es más caro de lo que paga un turista al alojarse en un hostal en Madrid por noche, ya que el visitante puede conseguir una habitación en $27.
En el país hay alrededor de 11 mil reos y sus gastos de manutención al año superan los $155 millones.
En los últimos dos años, el número de personas requeridas por los tribunales aumentó en un 30%, de acuerdo con Hernando París, ministro de Justicia.
“Es evidente que un 25% de indiciados es una suma alta, ya que de acuerdo con el Poder Judicial, al menos un 50% de las personas sometidas a una causa penal, termina absuelto por diversos motivos. Si se resolvieran todos esos juicios rápidamente, reduciríamos a más de la mitad la cantidad quienes están en las cárceles esperando que se lleve a cabo el juicio, dejando el índice en un 12%”, añadió París.
El Poder Judicial trabaja prácticamente a toda máquina. De acuerdo con Luis Paulino Mora, presidente de la Corte Suprema de Justicia, al finalizar el año pasado, el 95% del presupuesto se ejecutó.
En ese sentido Mora considera que las fuentes de financiamiento del Poder Judicial, no han crecido al mismo ritmo que las obligaciones.
Para solucionar el problema de los presos sin condena, el presidente de la Corte indica que se debe dar un fuerte impulso a los Tribunales de Flagrancia, los cuales, permiten juzgar y sentenciar los casos de forma expedita, así como promover los procesos de conciliación y por supuesto, contar con más recursos.
“Desde 2008 se viene incrementando el porcentaje de ejecución presupuestaria, y ahora estamos invirtiendo casi todo el dinero. La actualidad nos revela una enorme demanda en los servicios judiciales, tendencia que parece mantenerse año con año, debido a varios factores sociales y económicos en los últimos tiempos”, aseveró Mora.
La lentitud de la justicia también crea sobrepoblación carcelaria. Actualmente hay cárceles que tienen hasta un 37% de sobrepoblación.

Esteban Arrieta
[email protected]