Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



NACIONALES


Presión económica impulsa adhesión a Petrocaribe

Danny Canales [email protected] | Miércoles 16 julio, 2008



Gobierno iniciará esta semana los trámites para formalizar integración al acuerdo
Presión económica impulsa adhesión a Petrocaribe

• Recope se vio obligado a financiar la compra de combustible con créditos privados
• Plan petrolero permitiría a Refinería pagar hasta el 70% de la factura petrolera en 25 años

Danny Canales
[email protected]

Los problemas económicos que enfrenta el país para garantizar el suministro de combustible llevó al Poder Ejecutivo a acercarse a Petrocaribe.
Incluso es tanta la urgencia por reducir el impacto de los precios del crudo en la economía nacional que el gobierno iniciará esta misma semana los trámites para pertenecer al plan petrolero.
La meta costarricense es aprovechar los beneficios financieros que brinda el acuerdo petrolero a sus miembros a partir de diciembre, cuando se celebre la Sexta Cumbre de Gobernantes, que se celebrará en San Cristóbal y Nieves.
Así lo reconocieron ayer Bruno Stagno, canciller de la República; Roberto Dobles, ministro del Ambiente y Energía, y José León Desanti, presidente ejecutivo de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), quienes participaron como observadores en la Cumbre de Presidentes miembros de Petrocaribe, celebrada el Maracaibo el fin de semana.
Los tres funcionarios recomendaron al presidente Oscar Arias adherir al país al acuerdo multilateral, al justificar que garantiza el suministro de combustibles, créditos blandos para la compra de derivados del crudo y otras opciones de negocios.
Arias no solo aceptó la recomendación de la comitiva sino que más bien planteó la posibilidad de explorar ingresar antes al Petrocaribe. Incluso no descartó hablar con su colega venezolano Hugo Chávez para que interceda para que Costa Rica ingrese antes.
La premura del país por adherirse al Petrocaribe no es para menos, debido a las dificultades económicas que ha enfrentado Recope para importar combustibles, al tener incluso que solicitar créditos a la banca nacional y extranjera para pagar los productos.
Recope tenía más de un año de cancelar la importación de crudo con recursos propios; sin embargo, el presidente ejecutivo de la institución reconoció que la bolsa no aguantó más.
La insolvencia es producto no solo de los altos costos del petróleo. También incidió la política adoptada por el gobierno de Venezuela de recortar el plazo en que Recope le debe pagar el combustible.
Desde hace cuatro meses la empresa petrolera costarricense debe pagarle el crudo que le suministra su contraparte venezolana PDVSA, en un plazo de ocho días. A principios de año PDVSA le otorgaba a Costa Rica 30 días para depositarle.
La no renovación del Pacto de San José, mediante el cual Centroamérica se garantizaba el suministro de crudo, también empujó a Costa Rica a acercarse a Petrocaribe, reconoció el ministro Dobles.
Mediante ese acuerdo, Venezuela y México le garantizaban el suministro a Centroamérica en caso de que se produjera un desabastecimiento mundial, pero perdió vigencia hace dos años debido a que las naciones que suministraban el crudo no lo renovaron, con lo que el país quedó sin esa protección.
Por último, la decisión de Venezuela de suministrar diésel solo a los 18 países que pertenecen actualmente a Petrocaribe fue otro factor que llevó al país a considerar ingresar al acuerdo.
Mediante Petrocaribe, sus miembros se garantizan no solo el suministro de los derivados del crudo, sino además facilidades de crédito en la compra de petróleo y sus derivados.
Por ejemplo, en la cumbre celebrada el fin de semana en Maracaibo se acordó una nueva fórmula de créditos para financiar la compra de hasta el 70% de los combustibles que adquieren los Estados que pertenecen al acuerdo a un plazo de hasta 25 años.
Por su parte, los países que obtengan créditos de Petrocaribe podrían cancelarlos con el intercambio de productos agrícolas, salud, educación y turismo, “lo que estimulará a otros sectores productivos nacionales”, comentó Dobles.
Otra ventaja que, a criterio del jerarca del Minae, ofrece el acuerdo petrolero es el descuento del 40% en los fertilizantes producidos a base de petróleo. Además del 60% que habría que pagar, la mitad se cancelaría antes de la cosecha y el otra después.
Para pertenecer a Petrocaribe, Costa Rica iniciará en pocos días los trámites para formalizar la invitación que le extendió el gobierno de Venezuela y además negociará con esa nación un acuerdo bilateral en el que se definirán la cantidad y tipo de combustible que requerirá el país, expuso Stagno.