Enviar
Supermercados y empresas sacan beneficio de venta de minutos para recargar los móviles
Prepago celular dispara nuevos negocios
Empresarios invierten en crear redes para vender “tiempo” a usuarios de este servicio

El negocio de la telefonía celular prepago activó un mercado indirecto, que es la venta de minutos para que los usuarios de este servicio recarguen el saldo.
El negocio es atractivo porque el hábito de consumo del cliente costarricense es superior al que tiene el resto de los países latinoamericanos.
Ante esa oportunidad, surgen empresas dedicadas a diseñar las redes para conectar a los comercios con los operadores del servicio que ahora venderán minutos.
El mercado es interesante, ya que en los últimos meses, la masa de usuarios pasó de 30 mil a 130 mil en este tipo de plan de telefonía celular.
“La gente está solicitando bastante el servicio de venta de minutos. Para nosotros resulta conveniente incorporarlo, porque es uno de esos ganchos que invitan al consumidor a adquirir otros productos en el establecimiento”, dijo Jaime López, propietario del supermercado Quick Smart Sabana.
En la mayoría de los países que experimentaron ya la apertura, más de un 70% de los suscriptores utilizan el servicio de telefonía prepago, a pesar de que el costo del minuto sea ligeramente superior.
Empresarios costarricenses especializados en informática, así como los responsables de comercios dedicados al consumo masivo, observaron la oportunidad de negocio y trabajan en alianzas.
Tal es el caso de empresas como Aló Prepago, que tiene 4.500 comercios adscritos a su red, dentro de los cuales se incluyen los locales que la cadena Automercado tiene en la Gran Area Metropolitana.
Con dicha infraestructura a su favor, el negocio de Aló Prepago incrementó en un 200% desde que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) puso a la venta las 100 mil líneas de este tipo de telefonía, que se suman a las 30 mil que ya estaban en el mercado desde el año anterior.
“Prepago es un proyecto masivo dado que se acomoda al bolsillo y no se presenta el corte de la línea. En los últimos dos años hubo una coyuntura perfecta para su lanzamiento, dada la crisis que azotó al país”, indicó Gilberto Hernández, gerente de Aló Prepago.
Proyecciones de las empresas sugieren que el consumo inicial del costarricense es superior al del resto de Latinoamérica.
Por ejemplo, los usuarios nacionales acostumbran recargar los minutos unas dos veces por semana, con un gasto mensual de $10; superior a los $6 mensuales que consume una persona en el resto de Latinoamérica, aseveró Alberto Sandoval, gerente para el país de Business Wise, representante de la marca Q’Carga.
Además, bancos como el Costa Rica y Nacional incorporaron la posibilidad de venta de minutos a través de la página de Internet, o en las cajas de las diferentes sucursales.
El sistema de telefonía prepago está entre las prioridades del ICE, ya que sería uno de los campos de batalla en los cuales se enfrentará con los nuevos oferentes de telefonía celular, cuando se haga efectiva la apertura.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios