Enviar
Preocupa debilidad económica estadounidense

  • Exportadores nacionales preparan estudio para vislumbrar consecuencias

Mónica Cordero
[email protected]

Los exportadores e industriales costarricenses manifiestan preocupación ante el estado de salud de la economía estadounidense. Las bolsas internacionales registraron pérdidas superiores al 5% ayer, ante el temor de una eventual recesión.
La reacción de los inversionistas muestra poca confianza en la estrategia dada a conocer por el Gobierno de Estados Unidos la semana pasada, mediante la cual pretende reactivar la economía e impedir una recesión.
La presidencia y el congreso de Estados Unidos anunciaron un paquete de estímulo financiero de unos $145 mil millones en recortes impositivos, para estimular el gasto y promover la producción.
“Hay una percepción de que la política fiscal y monetaria por aplicar en Estados Unidos son insuficientes para evitar la recesión. La semana pasada en Wall Street, fue la peor en cinco años. Lo que vimos —ayer— es una continuación de este pesimismo”, comentó Eric Vargas, coordinador de estrategia de Aldesa Valores.
“El daño —en la economía— ya está hecho. Lo que resta es visualizar cuán grandes son las consecuencias. Las políticas solo vienen a alivianar las secuelas”, opinó Vargas.
Las exportaciones son la principal actividad productiva que podría sentir los efectos de la contracción del consumo en Estados Unidos. El Ministerio de Comercio Exterior (Comex) dará a conocer el comportamiento de las ventas al exterior en 2007 hoy. El reporte revelará los resultados de diciembre, uno de los principales meses de consumo.
Los exportadores manifiestan preocupación por el panorama que se vive. Por ejemplo, la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco) prepara un estudio para identificar los sectores más vulnerables y las posibles contingencias.
“La situación la venimos analizando desde el año pasado. El aumento del costo de petróleo y la escasez de mano de obra hacen muy difícil este año”, indicó Mónica Araya, presidenta de Cadexco.
En ese sentido las empresas de logística ya reportan preocupación por una baja en la prestación de servicios. “Un 40% de nuestras exportaciones se dirige a Estados Unidos. El traslado a otros mercados no se puede dar en un corto plazo. Hay una preocupación seria”, agregó Araya.
La posición de los industriales es evitar emitir reacciones sobre la situación del mercado internacional con el fin de evitar generar mayor preocupación. Al respecto, el mensaje de la Unión Europea que descarta una recesión de su mercado tranquiliza al sector.
“Es muy pronto para ver la magnitud del impacto y los resultados de la inyección de liquidez en Estados Unidos y Europa. Hay motivo para estar preocupados. Estaremos alerta al comportamiento de los mercados esta semana pero hay que evitar sobredimensionar el problema”, indicó Juan María González, vicepresidente de la Cámara de Industrias.
Por su parte, el tema de la contracción de la economía estadounidense fue uno de los aspectos de la agenda de la reunión de la Cámara Nacional de Turismo ayer en la noche. Esta es otra de las actividades que podrían verse afectadas en un corto plazo por el estado de la economía estadounidense, como sucedió en 2001.
Ver comentarios