Precios más baratos del trigo ayudan a revivir ventas de EE.UU.
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

La influencia de los agricultores estadounidenses en los mercados mundiales de los cereales se está recuperando.

Las exportaciones de maíz y soja de Estados Unidos se aceleraron tras registrarse cosechas insuficientes en Brasil y Argentina. Al mismo tiempo, el trigo estadounidense se vuelve más competitivo que el europeo. Por primera vez en más de un año, los operadores comenzaron a ofrecer trigo estadounidense a Egipto, el mayor comprador de ese cereal del mundo.

Tras décadas de imperar como el mayor proveedor de trigo a nivel mundial, Estados Unidos cedió su primer puesto a Rusia y a Canadá en los últimos años. En el 2015, el dólar más fuerte hizo que las exportaciones se tornaran demasiado onerosas para muchos compradores, pero Rusia pudo reducir la competencia con una moneda más débil y tarifas de transporte más baratas. Ahora, Estados Unidos está reconquistando algunos negocios.

Mientras los comerciantes se reúnen en la conferencia mundial sobre cereales Global Grain en Ginebra esta semana, un tema de discusión más importante será la competitividad de las exportaciones de trigo de Estados Unidos y el ritmo de las ventas.

“Estados Unidos había perdido su trascendencia en el mercado exportador de trigo, pero está recuperando fuerzas actualmente”, dijo Michaela Kuhl, analista de Commerzbank AG en Fráncfort. “Las condiciones son más propicias para que el mercado del trigo de Estados Unidos vuelva a ser más competitivo”.

El aumento en las exportaciones agrícolas, especialmente de soja, fomentó el crecimiento económico y las ganancias para comerciantes como Archer-Daniels-Midland en el tercer trimestre.

Recuperar participación de mercado

En cuanto al trigo, Estados Unidos espera concentrar cerca de un 15% de las exportaciones mundiales, aproximadamente 3 puntos porcentuales más que el año pasado, según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. El país está arrebatando una participación de mercado a la Unión Europea, donde los cargamentos conformarán el 14% del total, una baja frente al 20% anotado entre el 2015 y el 2016, tras una desastrosa cosecha en Francia.

A nivel mundial, los precios del trigo se han visto arrastrados por una superabundancia del cereal, y los futuros en Chicago anotaron su mayor baja en una década en agosto. Los precios cayeron un 13% este año a $4,10 el medio bushel.

El trigo estadounidense ya está más barato que los suministros de Francia, el mayor productor de la UE. También está por debajo de otros países europeos antes de tomar en cuenta las tarifas de transporte para los principales países importadores en el Medio Oriente y en el norte de África. Los cargamentos de Estados Unidos ya se incrementaron en mercados dominados tradicionalmente por Francia, como Marruecos y Argelia.

Aunque Estados Unidos compite con Rusia en menos mercados que con la UE, el repunte del rublo está ayudando a reducir la diferencia de precios entre los dos exportadores. Sin embargo, una cosecha récord asegurará a Rusia el primer lugar entre los exportadores mundiales.

“Estados Unidos posee una gran cantidad de trigo y, cada cierto tiempo, seguiremos siendo competitivos con otros grandes exportadores seleccionados y les quitaremos algunos negocios”, dijo Terry Reilly, analista sénior de materias primas de Futures International LLC en Chicago.


Ver comentarios