Precios de alimentos rebasarán pronósticos
Enviar
Precios de alimentos rebasarán pronósticos


Chicago -- Los precios de los cereales, los pasteles, los dulces y el pollo subirán este año más de lo que se esperaba hace un mes, debido a la aceleración del costo de los granos y el combustible, dijo el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.
El encarecimiento anual de los cereales y los productos horneados será de entre un 9 y un 10%, superior al alza de entre un 7,5 y un 8,5% predicha en mayo y lo máximo desde 1980, dijo el departamento en un informe que tiene previsto difundir hoy. Añadió que en este cálculo no se tuvo en cuenta los daños a las cosechas del oeste medio de Estados Unidos, que se incluirán en el informe de julio.

Los minoristas están transmitiendo los aumentos de precios a los consumidores al tiempo que la demanda mundial de alimentos engrosa las exportaciones de Estados Unidos, el mal tiempo trastorna la producción y más cosechas se destinan a la elaboración de combustible, dijo el departamento. Los costos del maíz, el trigo, la soja y el arroz han sentado marcas este año, en tanto los de la carne de vacuno, el cerdo y el pollo han subido.
Si bien el departamento mantuvo su pronóstico de la inflación de los precios de la comida en general entre un 4,5 y un 5,5%, las correcciones de junio “indican que ahora estamos en una parte más alta de la banda”, dijo ayer Ephraim Leibtag, economista alimentario del departamento, en un mensaje enviado por corre
o electrónico. Añadió que “los costos del combustible, el transporte y la energía” causaron los últimos cambios.
Antes del informe de este mes, el departamento había subido su pronóstico de los precios de los alimentos durante cuatro meses consecutivos. De haberla, un alza de un 5,5% este año sería la mayor desde 1989.
La manteca y los aceites pueden subir entre un 11,5 y un 12,5%, más que el pronóstico de mayo de entre un 10,5 y un 11,5%; el azúcar y los dulces pueden encarecer entre un 4,5 y un 5,5%, en vez de entre un 3,5 y un 4,5%, y el pollo quizá se dispare entre un 3 y un 4%, en vez de entre un 2,5 y un 3,5%, dijo el departamento.
El departamento mantuvo su pronóstico del alza del precio de los huevos en un 11%; predijo que los productos lácteos subirán hasta un 6% y la carne de vacuno, un 3%.
Los costos de los granos y la energía están perjudicando a empresas de alimentos en todos los niveles de producción y mercadeo, dijo el miércoles Wesley Moultrie, director primero de la calificadora de riesgo Fitch Ratings, en una nota a los inversionistas.
“Ninguna compañía que opere a lo largo de la cadena alimentaria es inmune o insensible a los efectos de los altos
costos de los productos básicos agropecuarios”, dijo Moultrie. Agregó que se espera que las calificaciones de la mayoría de las empresas de alimentos empaquetados se mantengan estables a corto plazo, en tanto los elaboradores de proteína, más perjudicados por el alza del costo de los granos, corren un mayor peligro de que les bajen la nota crediticia.
Las inundaciones en el oeste medio de Estados Unidos, donde se encuentran los mayores campos de maíz y de soja del país, han atrasado la siembra y amenazan malograr las cosechas ya sembradas.
“El cálculo de los efectos que el trastorno potencial del suministro puede tener en los precios de la comida, se incluirá en la actualización del mes que viene una vez se evalúen las pérdidas causadas por las inundaciones”, dijo Leibtag en el comunicado.
Los contratos de futuros del maíz subieron a un récord de $7,915 por bushel o fanega en la bolsa CBOT de Chicago el 16 de junio y se han disparado un 30% este mes al afectar el diluvio las perspectivas de rendimiento. El maíz ha subido 84% en los últimos 12 meses porque la demanda de pienso y de etanol amenaza reducir las existencias mundiales a lo mínimo en 24 años.

Ver comentarios