Enviar
Firmas que dieron un giro a su operación lograron ahorros económicos significativos

Prácticas sostenibles ganan terreno en empresas

• Ahorro energético, reciclaje, sustitución de combustibles por productos amigables para el ambiente son parte de las iniciativas que toman fuerza dentro de las estrategias corporativas

Karen Retana
[email protected]

Motivación, mayor conciencia o moda, sin importar cuál es la razón, el tema de la sostenibilidad está logrando calar entre diversos sectores productivos.
La puesta en marcha de programas de buenas prácticas es percibida no solo como una alternativa para la preservación de los recursos sino también como una herramienta de diferenciación.
Aunque este tema se ha ligado principalmente con el sector turismo, lo cierto es que cualquier actividad económica puede introducir este tipo de iniciativas.
Empresas con trayectoria en el campo turístico como el Hotel Finca Rosa Blanca, en Heredia, redujo el consumo de energía en un 12% y se ha ahorrado un promedio de $25 mil en los últimos años gracias a la decisión de optar por la ionización para el mantenimiento de la piscina.
Mientras, el Hotel Sí como No, en Manuel Antonio registra ahorros mensuales del orden de $4 mil luego de sustituir los pequeños envases de champú y jabón, por dispensadores.
“Algunos han optado por la sostenibilidad con una genuina preocupación que están respondiendo con lo que el mundo está pidiendo”, sostuvo Milagro Espinoza, gerente de Comunicación para Latinoamérica de Rainforest Alliance, organización que ha capacitado a unas 250 empresas del área turística y agroindustrial en este campo.
Empresas vinculadas con el sector de la construcción también dieron este salto al introducir procesos productivos más eficientes en sus operaciones.
Cemex implementó un proyecto de mecanismo de Desarrollo Limpio para la sustitución de combustibles fósiles por biomásicos en su horno cementero que reducirá hasta 42 mil toneladas anuales de emisiones de dióxido de carbono.
“Cemex se ha caracterizado por ser altamente eficiente. Buscamos nuevas y mejores formas de llevar a cabo nuestros procesos, de tal manera que se reduzcan los costos de operación para mejorar nuestra competitividad”, comentó William Solano, director de planeación estratégica.
Compañías de venta al detalle como la cadena Wal-Mart también han enrumbado sus operaciones bajo esta corriente.
La compañía introdujo políticas globales de ahorro y reciclaje en sus tiendas, las cuales ya han logrado resultados cuantificables.
“En 2007 hubo un ahorro de 11 millones de kilovatios por hora en todos nuestros puntos en la región, solo con el hecho de cambiar a fluorescentes de mayor ahorro energético y con mejorar los sistemas de iluminación”, comentó Vanessa Rosales, gerente de Desarrollo y Bienes Raíces de Wal-Mart Centroamérica en Costa Rica.
A nivel local se logró reciclar 5 mil toneladas de cartón que representan 17 árboles por tonelada que se dejan de talar.
Rosales agregó que las empresas agroindustriales del grupo también buscan convencer a sus proveedores de emplear mejores prácticas, de ahí que crearon un Consejo Consultivo Sostenible.




Ver comentarios