Enviar

¿Cansados de que su hijo no comparta? De lo más complicado de ser papás es intentar explicar conceptos abstractos a nuestros niños, como compartir! Hoy les comparto (valga la redundancia) las reglas de oro de mi casa para lograr que mi hijo ¡comparta!

1. No intente que su hijo comparta su juguete favorito o el que tiene significado emocional para él. Antes de un playdate siempre guardo su juguete favorito del momento, porque sé que le va a costar compartir ese juguete específico. Tampoco lo llevamos a casas de amigos, hasta que estemos preparados para compartirlo.

2. Trate de ofrecer variedad de cada juguete, por ejemplo no tenga solamente un carrito y una bola, sino varios, así cuando un niño le intente quitar el carrito con que está jugando mi hijo, le digo que le preste otro carrito y así pueden jugar los dos con carritos.

3. Enfoquese en "turnos" y menos en la palabra "compartir". Para nuestros toddlers la palabra compartir es difícil de asimilar por la etapa en la que están. Intente manejarlo como "un ratito cada uno" y explicarle: tu amigo va a usar tu juguete un ratito y después te lo va a devolver. Explicar y practicar la rutina de turnarse un juguete hace que el niño se familiarice con el hecho de que dárselo al amigo no significa perderlo para siempre. Esto toma práctica, lo que me lleva al siguiente punto...

4. Practicar "turnos" con ellos cuando no hay otros niños presentes. Solitos en la casa practiquen esperar su turno, para que entienda que si es paciente y espera, va a poder tener su juguete de vuelta. A mi hijo le cuesta ser paciente a veces, entonces cantamos o contamos hasta que sea su turno. Esto lo distrae del hecho de estar esperando, les recomiendo practicar esto con un timer. También les recomiendo hacer "barra" y aplaudirle cuando logra compartir. Exagerar la motivación cuando un amigo logra esperar el turno también modela este comportamiento. Esto también les ayuda a entender que compartir es ¡¡¡muy divertido!!!

5. Modelar compartir durante las interacciones diarias con la familia en frente de el, recalcando siempre que bonito es compartir, hace que el quiera compartir porque sabe que me llena de orgullo y felicidad ver como presta sus cositas. La idea es que los niños puedan practicar esto en los lugares en que se sienten en completa confianza para que puedan replicarlo después con otros niños y no sea un concepto nuevo para ellos.

6. Intervenir sólo cuando sea EMERGENCIA. Intervenir de verdad solamente cuando sea necesario es difícil, sentarse y ver como se intentan quitar un juguete y no hablar o quitarles el juguete de las manos es complicado, pero a menos que algún niño esté siendo muy agresivo, propablemente lo mejor es que los papás no intervengamos cada vez. Hay que darles chance de resolver sus problemas entre ellos primero. Lo más probable es que hay un niño menos interesado en el juguete y se termine retirando de la escena a buscar otra cosa. El problema se resuelve pacíficamente y los dos aprenden su lección de compartir. Si escuchamos atentamente, nos podemos impresionar de ver como ellos solitos ponen sus reglas y son capaces de resolver sus propios conflictos.

7. Tenga expectativas razonables. Recuerde que el concepto de prestar y compartir las pertenencias es una etapa de desarrollo que toma tiempo y práctica. No se preocupe si su hijo no comparte en todos los playdates felizmente. Es un proceso. Empecemos por intentar que se familiaricen con el concepto y hagamos que tengan oportunidad de practicar éste.

Los invito a que practiquen compartir con sus hijos, si siguen estos consejos les aseguro que va a ser menos complicado, quisiera escribirles que va a ser fácil, pero en el mundo de nuestros toddlers ¡la palabra fácil no se encuentra todos los días!

201708161446450.image1.JPG

201708161446450.image2.JPG

 

Ver comentarios