Enviar
Viernes 15 Abril, 2011

Posición socialcristiana sobre el directorio legislativo de oposición

Circunstancias particulares de la vida política nacional han puesto sobre el tapete la posibilidad real de que grupos parlamentarios de oposición logremos ganar el Directorio Legislativo el próximo 1º de mayo.
Cinco fracciones, que en conjunto suman 31 diputados, hemos visualizado esa alternativa y estamos trabajando con honestidad en esa dirección, interesados en darle un golpe de timón al funcionamiento del parlamento, para convertirlo en un Poder ágil, con capacidad de responder desde su ámbito a las demandas fundamentales de la población y del país, actuar responsablemente frente a los propósitos del Ejecutivo, ayudando en lo que corresponda, facilitando la gobernabilidad, sin renunciar a nuestras responsabilidades constitucionales de control político.
Estas son las principales banderas por las cuales las cinco fracciones legislativas podemos y debemos marchar unidas hacia la conquista del Directorio.
Aquí no se trata ni de renunciar a posiciones ideológicas o políticas propias, ni tampoco de asumir las de ninguna fracción aliada. Cada quien mantiene su absoluta independencia y su propia fisonomía, de acuerdo con los principios que norman su existencia política.
Aquí se trata de sumar. De coincidir en lo que nos es común, de alcanzar esa instancia de Poder Legislativo para responderle mejor al país, desde el plenario y desde las comisiones, conformando agendas de trabajo con posibilidades reales de traducirse en leyes para beneficio nacional.
Este año legislativo próximo a concluir deja grandes vacíos a lo interno del parlamento y en el cumplimiento con el país, por responsabilidad directa de los conductores de la Asamblea y de la bancada oficial.
Cuota importante de responsabilidad la tiene también el Poder Ejecutivo que no ha alimentado como corresponde la acción legislativa, ni manejado las mejores relaciones con el conjunto de las bancadas.
Las fricciones al interior del oficialismo, y de este con el Ejecutivo se han sucedido reiteradamente en este año, y aunque ahora, de cara al 1º de mayo, prive un ambiente de aparente tranquilidad, eso no significa que los problemas de fondo estén resueltos, sino temporalmente escondidos.
Esto no puede continuar. El país requiere una Asamblea que cumpla en tiempo con lo que debe cumplir, que colabore en lo que debe colaborar con el Ejecutivo, al tiempo que le señale con rigor sus falencias. El país demanda una gobernabilidad vigorosa y productiva. Las bancadas de oposición sí estamos en capacidad de dar ese aporte desde el gobierno legislativo y debemos hacerlo.


Walter Céspedes Salazar, Rodolfo Sotomayor Aguilar, Gloria Bejarano Almada, Luis Fishman Zonzinski, Luis Alberto Rojas Valerio, José Roberto Rodríguez Quesada
Diputados PUSC