Enviar
Intereses son obstáculo para hacer fluir el crédito que empresarios reclaman para estimular economía
¿Por qué no bajan las tasas?
Pese a reducida inflación banqueros descartan baja debido a escasez de colones

Si en los próximos meses la inflación se alinea con la nueva meta fijada por el Banco Central (5% o 6%) y el tipo de cambio recibe menos presiones al alza, es posible que haya espacio para que las tasas de interés disminuyan.
Sin embargo, la rebaja de los intereses no se ve al final del túnel, para desencanto y tristeza de los demandantes de crédito.
Los empresarios han solicitado sin éxito una reducción de las tasas de interés para reactivar la demanda de crédito y con ello la actividad productiva. La baja inflación ayudó con traer un poco de esperanza a la rebaja de las tasas de interés.
No obstante, este indicador ha contribuido poco a llenar esas expectativas y los intereses siguen siendo un obstáculo para hacer fluir el crédito que los empresarios reclaman para estimular el crecimiento de la economía.
“Las tasas de interés bajarán solo si la gente cree que la reducción en la inflación es permanente, si la devaluación se reduce y depende de la presión que ejerzan el Banco Central y el gobierno en el mercado, señaló Luis Liberman, gerente de Scotiabank. La demanda de crédito detenida es producto de tasas altas y para reactivar el crédito y la producción hay que bajarlas, dijo Juan Muñoz, economista.
Se requieren acciones adicionales. Esas decisiones deben acompañarse por ejemplo, de una revisión del encaje mínimo legal, la participación del Banco Central en el mercado financiero, revisar algunos indicadores relacionados con suficiencia patrimonial. Mientras estas condiciones no cambien vemos poco probable que las tasas disminuyan más, precisó Mario Rivera Turcios, gerente del Banco de Costa Rica.


Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios