Enviar
Lunes 23 Abril, 2012


Columna invitada
Por qué la crisis de la Caja

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) está viviendo una profunda crisis originada por la deficiente administración a que la han llevado los políticos, ubicando en cargos directivos y gerenciales a personas seleccionadas más por su fidelidad hacia un partido político que por sus conocimientos o méritos profesionales.
Vemos algunos Directores de centros hospitalarios pugnar más por dinero que por productividad; y lo peor es ver gremios de profesionales (colegios, sindicados, asociaciones o uniones), prestándose para este juego y amenazando sin criterios razonados y hasta científicos de las verdaderas necesidades.
La historia nos muestra países en que sistemas de salud y pensiones fracasaron ante el manejo administrativo deficiente por parte de profesionales que fueron formados para desempeñar otros cargos y terminaron gerenciándolos.
Ejemplos dramáticos se vivieron en Suramérica, donde era frecuente ver ancianos laborando como meseros o limpiando parques y caños dado que sus paupérrimas pensiones se fueron depreciando al haber sido muy mal administradas.
En Europa se están mostrando las crisis, sobre todo de Grecia, España y otros países, que provocaron las decisiones políticas que siempre han estado en función de la caza de votos más que de cumplir los objetivos de las instituciones.
La verdadera causa se origina cuando ponemos a administrar instituciones, sistemas y otros órganos a personas sin capacidad ni conocimiento, que anteponen criterios políticos a decisiones técnicas.
La Administración es la ciencia encargada de la planificación, organización, dirección y control de los recursos de la organización con el fin de obtener el máximo beneficio posible.
La Gerencia, además de cumplir las cuatro funciones indicadas exige, a quien la desempeña, contar con actitudes, habilidades y capacidad para obtener resultados apropiados para el funcionamiento de una organización.
El Liderazgo Gerencial es el proceso de dirigir las actividades laborales de los miembros de un grupo y de influir en ellos para lograr el máximo aprovechamiento (optimización de recursos).
Administrar es ordenar, disponer, organizar en especial la hacienda o los bienes para obtener mayor rendimiento o para que produzca mejor efecto. Optimizar recursos con mi trabajo; en cambio Gerenciar es desarrollar las habilidades gerenciales: conceptuales, técnicas y humanas; es liderar equipos y cumplir los objetivos.
Cualquier profesional administra, pero no cualquiera gerencia; debe conocer técnicas administrativas; requiere liderazgo, contar con el conjunto de capacidades necesarias para influir en la mente de sus subalternos, en un grupo de servidores determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo, aunque la realidad sea diferente, en el logro de metas y objetivos. Capacidad de tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar a un grupo o equipo.
Esta visión científica de la selección de los gerentes es lo que ha faltado en la CCSS y difícilmente se la podamos pedir a un político cuyos objetivos son diferentes. Es necesario que todos opinemos para enderezar su rumbo.

Alfredo Blanco Odio