Enviar
POR FAVOR...SILENCIO
GAPARI

Djokovic campeón

Novak Djokovic impuso su ley y venció al francés Jo-Wilfried Tsonga 7-6 (4) y 6-2 para ganar por tercera vez el título de Pekín, el cuarto esta temporada.
Djokovic lleva 14 victorias en estos tres años de gloria en la capital china donde nadie ha sido capaz de vencerle. Tsonga, que opuso resistencia en el primer parcial, bajó los brazos al final después de una hora y 41 minutos.
Novak parte ahora como segundo favorito en el Masters 1000 de Shanghái penúltimo de esta categoría esta temporada, donde debutará contra el búlgaro Grigor Dimitrov.

Bailó el monarca

Eufórico tras su triunfo, en su primer torneo tras caer en la final del Abierto de EE.UU. ante Andy Murray, el serbio no dudó en complacer al público chino con unos pasos del baile de la canción “Gangnam Style”, que hace furor en la zona asiática, y con unas frases en chino, ya con la copa de ganador en sus brazos.
“Perdí contra el mejor jugador del mundo”, admitió Tsonga. Djokovic, por su parte, dijo que era “un sensación increíble volver a ganar en Pekín, especialmente en esta nueva pista”, refiriéndose a la colosal instalación denominada Diamante, con capacidad para 15 mil espectadores.

Arrancó Shanghái

El tenista brasileño Thomaz Bellucci superó la primera ronda del Masters 1000 de Shanghái, al derrotar ayer al eslovaco Martin Klizan, por 6-3 y 6-4.
En la primera jornada del penúltimo Masters de temporada, solo se disputaron tres encuentros.
Además de la victoria de Belluci se registraron las del alemán Philipp Kohslschreiber, ante el estadounidense Ryan Harrison (6-4 y 6-4) y del español Fernando Verdasco contra el japonés Go Soeda (6-2 y 6-4).
En la última ronda de la fase previa, el español Guillermo García-López cayó ante el ruso Alexander Bogomolov Jr, 7-6 (6) y 6-4.

Emperador en Tokio

El japonés Kei Nishikori se entronizó en el imperio del sol naciente al ganar en Tokio la final del torneo de tenis ante el canadiense Milos Raonic, al que dominó en tres sets por 7-6(5), 3-6 y 6-0.
Nishikori, auténtico ídolo de masas en Japón pese a que hasta la fecha solo ganó un torneo (Delray Beach, 2008), se presentó en la primera final de la temporada con todo por ganar y no desaprovechó la oportunidad.
Raonic pagó el gran esfuerzo realizado para llegar a la final, después de sendos partidos de casi tres horas en cuartos de final, ante Janko Tipsarevic, y en semifinales con Andy Murray.
Ver comentarios