Enviar
POR FAVOR… SILENCIO
GAPARI



La popularidad
Nikolay Davydenko, el primer ruso que gana una Copa Masters, dijo en Londres que espera que, a partir de ahora, su nombre llegue a ser tan popular en su país como ha sido el de su compatriota, el retirado Marat Safin.
Davydenko arqueó las cejas al ver a los muchos periodistas que abarrotaban la sala de prensa del O2 después de imponerse en la final a Juan Martín del Potro: “Muchísima gente hoy, ¿eh?”.
El jugador ruso no ocultó una enorme satisfacción por ganar el Masters y expresó su alegría en un inglés bastante básico y con frases entrecortadas.

Entre grandes
Recordó lo importante que fue vencer a Roger Federer en la semifinal, al que no logró batir en los 12 encuentros previos.
“Eso fue genial, una sensación maravillosa; hasta entonces no lo había logrado”, dijo.
Se mostró emocionado al mirar al trofeo donde fue leyendo los nombres de anteriores campeones.
“Hay tantísimos nombres aquí... Djokovic, Federer, todo el mundo... Sampras... y ahora, en 2009, Davydenko y mi nombre estará aquí para siempre. Es increíble”.

Mucho dinero
Interrogado acerca de lo que hará con $1.510.000 que ganó, manifestó:
“Aún tengo que comprarme un piso en Moscú, que es muy caro. Estoy esperando a ver si bajan de precio”, dijo, sonriendo.
"¿Autógrafos? No he firmado ni uno. Todo el mundo se concentra en Federer. Todo el mundo le mira a él. Pero esto me gusta, yo no quiero ser tan famoso como estos tipos”.
Solo por participar, el jugador se mete en el bolsillo $120 mil. Esa misma cantidad se llevó el ruso por salir victorioso de cada uno de los partidos disputados contra Nadal y Soderling; $380 mil por ganar la semifinal ante Federer y $770 mil por vencer a Del Potro.

A descansar
Visiblemente decepcionado, Juan Martín del Potro reiteró, tras caer en la final, que perdió contra “un merecido campeón”, quien jugó “como en una play station” y dice que, ahora, le gustaría “no hablar de tenis durante algún tiempo”.
Del Potro encaró el duelo con pocas horas de sueño tras concluir el día antes la semifinal con Robin Soderling.
Ante la situación, se mostró resignado: “Es parte de esto. No puedo hacer nada contra eso, pero cuando estaba en la cancha quería ganar como fuera y me encontré con un gran jugador y un merecido campeón y es para felicitarlo. Fue el único que tuvo regularidad en este torneo”.
Ver comentarios