Enviar
POR FAVOR… SILENCIO
GAPARI

Serena Williams. La segunda tenista del mundo, pidió disculpas a los aficionados y responsables del tenis, por su actitud en el tramo final de su encuentro de semifinal del Abierto de Estados Unidos contra la belga Kim Clijsters, cuando amenazó a una juez de línea.
“Esa noche todo el mundo pudo comprobar la pasión que pongo en mi trabajo. Pero ahora que he tenido tiempo para asimilar lo sucedido, puedo comprobar que, aunque no estoy de acuerdo con la señalización de la juez de línea, manejé mal la situación”, dijo Serena, que justificó su actitud como una “reacción emocional en el intento de sacar lo mejor” durante el partido.
“Me gustaría dar las gracias a mis seguidores y simpatizantes. Que entiendan que soy humana. Y espero que tanto profesional como personalmente todos avanzamos y extraigamos una lectura de esta experiencia”, añadió la jugadora de Florida.

Juan Martín del Potro. El argentino reconoció que jugó contra Nadal uno de los mejores partidos de su vida y que al final le costó asimilar lo sucedido.
“Hice lo que tenía que hacer en todo momento. Concentrado. Jugué muy bien y ojalá lo pueda repetir ante Federer. Fue el partido soñado; estoy super contento; hasta hace un rato no entendía nada y todo era un poco loco. Ahora, lo vivo igual que otros partidos y eso es bueno.
“Mi entrenador, Franco Davin es, además de eso, buena gente, trabajador, y le estoy agradecido. Cambió mi forma de jugar. Me entendió”, subrayó Del Potro.

Rafael Nadal. En la otra acera, el español reconoció la superioridad del argentino, pero subrayó que estuvo siempre condicionado por una micro rotura en el abdominal, que le estuvo “matando desde la primera semana” del torneo.
“No quiero que se tome como excusa; estando perfecto del abdominal tampoco hubiera ganado ninguno de estos partidos que he perdido desde mi vuelta, porque aún no estoy para competir con los grandes. ¿Que he jugado limitado? Sí, las tres semanas”, explicó el tenista español.
Nadal tiene previsto seguir la temporada con los torneos de Bangkok, Pekín, Shanghái, París y Londres.
Ver comentarios