¿Por qué ha sido tan controversial la reunión de Trump y Putin?
Archivo/La República
Enviar

El día 16 de junio se realizó la esperada cumbre del presidente estadounidense, Donald Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Helsinki, capital de Finlandia.

La reunión ha dado muchísimo de qué hablar, especialmente por el comportamiento de Trump, que ha atraído críticas de todo tipo.


Debilidad con Rusia

Desde las elecciones del 2016, a Trump se le ha ligado con los rusos por la supuesta injerencia de estos para perjudicar a su oponente, Hillary Clinton, y favorecerlo a él. Esta cumbre era la oportunidad para que el mandatario finalmente se distanciara de Putin y mostrara una actitud fuerte con Rusia.

Sin embargo, Trump se comportó ayer como nunca antes. El mundo está acostumbrado a ver a un hombre irreverente y autoritario, pero en el evento se mostró completamente sumiso frente a Putin, lo que terminó levantando más sospechas sobre la relación de estos dos líderes.

En conferencia de prensa poco se explicó sobre qué discutieron, más allá de algunas generalidades con respecto a mantener la paz y la cooperación. Trump se dedicó a defender a Putin y a negar cualquier intervención rusa en los Estados Unidos.

Incluso, Putin le entregó un balón de fútbol a Trump como símbolo de su buena relación.


Ataques a la Unión Europea

La sumisión ante Putin no significa que Trump se ahorrara las palabras hostiles que lo caracterizan, que en este caso estuvieron dirigidas principalmente a la Unión Europea (UE).

“Tenemos muchos enemigos. Creo que la Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hace en el comercio. No lo pensarías de la UE, pero es un rival.” El mandatario considera que esta organización es perjudicial para el comercio.

Trump también criticó a la canciller alemana Angela Merkel, por su supuesta dependencia del petróleo ruso, a Robert Mueller, el fiscal que lo investiga por el caso ruso, y hasta a Hillary Clinton.

Es decir, dirigió sus críticas a todos menos a Putin.


Represalias

El comportamiento de Trump le ha conseguido críticas incluso de su propio Partido Republicano. El excandidato presidencial y senador John McCain, calificó de “vergonzosa” su actuación frente a Putin, quien es para él “un ladrón y un asesino.”

Asimismo, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dijo que el Trump debe entender que “Rusia es un enemigo.”

El líder norteamericano está bajo investigación por la llamada “trama rusa”, en la cual se puede ver afectado por su presentación en la cumbre.

Lo más peligroso de la actitud de Trump es que pone en riesgo la relación de Estados Unidos con sus aliados occidentales en favor de una relación con Rusia. Este manejo de la política exterior no tiene precedentes en la historia del país norteamericano.

Después de esta histórica e inusual cumbre, el mundo está a la expectativa de lo que sucederá entre Estados Unidos y Rusia.


Ver comentarios