Enviar
POR FAVOR… SILENCIO
GAPARI

El Sistema Nacional de Radio y Televisión (SINART) se apuntó un éxito en cobertura deportiva ya que transmitirá todas las noches de la Copa. Así lo informó Ricardo Castro, ex presidente de la Federación de Tenis, quien tendrá a cargo las transmisiones.
A Castro le ayudarán Mario Gómez, entrenador de la Selección Nacional de Tenis y con amplio bagaje en este campo, pues fue muchos años analista de Canal 7, el tenista argentino Sebastián López y el ex jugador nacional, Felipe Castro.

La cobertura en la noche inaugural fue la prueba de fuego; hubo yerros iniciales de foco de cámara; por ejemplo a Carlos Mora lo dejaron hablando solo cuando en emotivo discurso improvisado, elogiaba la trayectoria de Ricardo Mendieta, ex presidente de la organización a quien se le rindió homenaje ese día.
También hubo ausencia en pantalla del marcador del partido inaugural entre Pablo Núñez y Ahmed El Menshawy, error rápidamente corregido, pero el cierre de la transmisión fue espectacular.

Según dijo Castro a nuestro compañero Luis Fernando Rojas, que cubre la Copa con excelencia para LA REPUBLICA, las transmisiones están encaminadas hacia dos objetivos. Por un lado, apoyar el programa de masificación de tenis, para que los costarricenses se identifiquen más con este deporte y elevar el nivel del torneo; aparte de que el canal 13 llega a todo el país con lo cual los televidentes que no tienen cable, igualmente tendrán la oportunidad de mirar los partidos.
Castro señaló que el esfuerzo económico para estas transmisiones es grande, y agregó que los méritos se los lleva el SINART, que decidió aventurarse en esta quijotesca transmisión.
Canal 13 transmitirá la Copa todos los días a partir de las 6 p.m. y hasta que finalice el último partido de la programación nocturna.

La derrota de nuestra mejor raqueta Pablo Núñez en su primer partido, resultó frustrante; no decepcionante, porque es normal que tenistas modestos como los nuestros sucumban ante los mejores juveniles del mundo, pero sí frustrante si pensamos en el enorme sacrificio económico de la familia de Pablo, que le dio todo para que se preparara en Europa, incluso con Juan Antonio Marín y el muchacho cayó en Casablanca y en la Copa en las primeras de cambio.
Esperábamos muchísimo más de la raqueta uno del país; ha sufrido un doble golpe duro, que obliga a sus mentores a reorientar su carrera. El circuito profesional ATP es a muerte y solo vencen los mentalmente fuertes, algo que en el tenis costarricense escasea, para no decir que no existe.


Ver comentarios