Enviar
POR FAVOR... SILENCIO
GAPARI


Rafael Nadal logró para el tenis español
el decimoquinto título individual en Roland Garros, sobrepasando los tres de Arantxa Sánchez Vicario y los dos de Manuel Santana, demostrando que es el amo y señor de la pista Philippe Chatrier, donde se bate a prueba de fuego.
Con 28 victorias seguidas en este estadio, Nadal logró su cuarto título esta temporada, después de los de Montecarlo, Hamburgo y Barcelona, para alcanzar la cifra de 27 que lleva en su palmarés.

Nadal ha sido capaz de lo más difícil, vencer tres veces seguidas en París al uno del mundo, Roger Federer, y hacerlo esta vez de la forma más hiriente.
La filosofía que su tío y entrenador Toni Nadal, inculca al zurdo de Manacor es sencilla. Pensar en sí mismo, centrarse en su juego, y no tener miedo al destino. Así, ha sido capaz de ganar cuatro veces Roland Garros, de forma consecutiva e igualar el récord que el sueco Bjorn Borg logró de 1978 a 1981.
También ganó sin ceder un set en París, tal y como Borg lo logró en 1978 y 1980. Solo otro jugador más, el rumano Ilie Nastase, en 1973, salió invicto de París.

Nadal precipita sus éxitos y sus récords.
En 2005, año de su primer título en París, cuando ganó en la final a Mariano Puerta, se convirtió en el primer tenista después de Mats Wilander (1982) en ganar el título en su debut en competencia. Nadal no compitió el año anterior debido a una lesión en el pie.
Ayer, tuvo que contener la euforia de los periodistas.
"No soy el mejor del mundo, soy el número dos, eso es lo que siento. Además, creo que estoy más cerca del tres que del uno. Pero poco importa, lo importante es que tu tenis mejore", afirmó.
El español reconoció que para Federer tuvo que ser duro caer de esa manera y dijo que por eso no celebró la victoria en la pista.
"Tengo un gran respeto por Federer, es un gran campeón y tenía que sentir algo realmente duro. Por eso no lo he celebrado. Perder una final de Grand Slam es siempre duro, yo he perdido en Wimbledon y lo sé", dijo.

Y el tenis profesional se vistió de luto, ayer el ex jugador austríaco Horst Skoff, ganador de cuatro títulos de la ATP, falleció durante un viaje de negocios que realizaba a Alemania, cuando contaba con 39 años.
La Federación de Tenis de Austria explicó que el ex tenista murió de un ataque al corazón. Aunque Arno Puckhofer, amigo de Skoff, explicó que la policía ordenó que fuera sometido a una autopsia para verificar la causa de su muerte y conocer el por qué de las lesiones que padecía el rostro del fallecido.
Ver comentarios