Enviar
Franquicia de comidas rápidas invierte $3 millones
Popeyes saca músculo en el país

Abrirá cuatro locales más en los próximos meses
La marca internacional Popeyes Louisiana Kitchen se está fortaleciendo en el país, con una inversión de $3 millones y la apertura de cuatro restaurantes en los próximos meses.
Popeyes llegó en diciembre al país en Avenida Escazú con un plan de abrir 15 restaurantes durante los próximos cinco años.
Esta semana los planes empezaron a concretarse con un nuevo local en la plaza de comidas del Mall San Pedro.
Para los próximos meses estarán también en San José centro y Cartago, y a partir de enero se abrirá un local independiente en Curridabat.
En el país existen al menos seis franquicias de comidas rápidas especializadas en pollo, todas tienen planes de expansión.
Entre las que tienen más presencia en la actualidad se encuentran KFC, Pollo Campero y Church’s Chicken.
Popeyes Louisiana Kitchen se diferencia de la oferta local de comidas rápidas con sabores del sur de Estados Unidos.
La especialidad es el pollo, pero también ofrece mariscos con sabores muy condimentados y el cajún, especia emblema de Nueva Orleans.
Este condimento consiste una combinación de los sabores de verduras aromáticas como el pimiento, la cebolla y el apio, inspirado en las cocinas alemana, francesa, española, inglesa, italiana, africana que se mezclaron culturalmente en Luisiana.
“Nuestras perspectivas eran que el 40% de los clientes preferiría el pollo picante, nuestra sorpresa fue que el 60% de ellos pide estos productos. Hay mucha afinidad, nos ha ido bastante bien”, dijo Virya Navarro, gerente de Mercadeo de la empresa.
La marca Popeyes está dirigida a un público mayor de 16 años, no obstante también cuenta con menús para niños y productos que no son picantes.
La estrategia del grupo de inversiones Danube, propietario de la franquicia estadounidense, es posicionar la marca en los lugares más visitados en la Gran Area Metropolitana, como las plazas de los centros comerciales.
Esto mientras se concreta la infraestructura de los restaurantes independientes; el de Curridabat contará con capacidad para unas 127 mesas, juegos infantiles y autoservicio.
Los restaurantes en San José y Cartago contarán con espacio para entre 70 y 80 visitantes, también con áreas de entretenimiento para niños.
El local en el Mall San Pedro responde a que estudios realizados por Ipsos es el centro comercial más visitado con una afluencia mensual de 450 mil personas aproximadamente, explicó Navarro.
La idea de los inversionistas de la franquicia es continuar la expansión y cerrar 2012 con ocho locales en total.
Las cuatro aperturas programadas para estar listas dentro de unos seis meses generarán alrededor de 160 empleos directos y 140 indirectos.
Costa Rica es el último país al que ha llegado la marca Popeyes Louisiana Kitchen. En total la franquicia tiene presencia en 31 países, que incluyen en Centroamérica a Honduras y Panamá.

Silvia Pardo
[email protected]
Ver comentarios