Enviar
Uno de los potenciales desarrolladores asegura que no es lógico que compitan dos centros de convenciones en el país
Polémica rodea creación de centro de convenciones
ICT y Feria Costa Rica disputan la posibilidad de construir ese centro; ambos pretenden instalarlo en la misma propiedad

Vanessa Chaves
[email protected]

No solo Costa Rica carece de infraestructura para atender el turismo de negocios, sino que ahora dos proyectos que podrían construirse se disputan el terreno y apoyo del gobierno.
Uno de ellos es Feria Costa Rica, cuya gerencia general estaría a cargo de la empresa privada Alta Group y administración de Feria Valencia. Este proyecto contempla un centro de convenciones, un centro ferial y un salón multiuso con lo que se convertiría en la infraestructura de este tipo más grande de Latinoamérica. Su construcción requiere 20 hectáreas.
Por otro lado, Carlos Ricardo Benavides, designado ministro de Turismo, dio a conocer a través de un medio de comunicación, que el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) desarrollará la infraestructura durante los próximos cuatro años, es decir durante el gobierno de Laura Chinchilla. Este proyecto tendría una amplitud de 10 hectáreas.
El problema radica en que ambos tienen pensado utilizar el mismo terreno para su construcción, un lote frente del Hotel Real Cariari en Heredia, que pertenece al Ministerio de Agricultura y Ganadería. La edificación de ambos es imposible pues los dos no caben en el mismo terreno.
La controversia no queda ahí, pues en caso de que el proyecto del ICT se construya en otro sitio, Feria Costa Rica advierte que se iría a otro país, posiblemente a Panamá, pues asegura que no hay mercado para los dos y es contraproducente que compitan entre ellos.
“No tiene sentido hacer los dos centros para que compitan; Feria Costa Rica sería administrado por Feria Valencia, la tercera en el mundo en administración de este tipo de proyectos y con más de 40 años de experiencia y conocimiento en el tema, ¿cómo va a competir el ICT con esto?”, comentó Mónica Araya, vicepresidenta de Feria Costa Rica.
Lo cierto es que actualmente la falta de infraestructura óptima para atender este mercado resta competitividad al país pues se pierden ingresos de divisas.
Lo anterior queda evidenciado en el gasto promedio de un turista de negocios, más de $2 mil, comparado con uno que visita el país por placer, que gasta $1.200 en promedio, según estimaciones de la Cámara Nacional de Turismo.
Se intentó localizar a Carlos Ricardo Benavides, futuro ministro de Turismo, sin embargo fue imposible al cierre de esta edición.

Ver comentarios