Pokémon GO fue una broma de April Fool's Day antes de convertirse en un gran éxito
Foto Bloomberg
Enviar

Pokémon GO, el juego basado en la geolocalización móvil que ya es un éxito masivo, empezó como una broma del día de los santos inocentes (April Fool's Day).

En 2014, Google reveló “Pokémon Challenge” para Google Maps, completo con un video promocional, que invitaba a los usuarios a encontrar y capturar los simpáticos monstruos ficticios contenidos en la aplicación. La función estuvo activa un corto tiempo y luego se eliminó.

Pero John Hanke, máximo responsable de Niantic Labs, se lo tomó en serio. La compañía, que entonces era parte de Google, ya había logrado un triunfo con Ingress, un juego basado en la geolocalización, y combinar el mundo de Pokémon con esa estructura lúdica fue el siguiente paso lógico. El ejecutivo le preguntó a Masashi Kawashima, director de la región asiática del Pacífico, si “eso podía hacerse en el mundo real”.

Lanzado la semana pasada, Pokémon GO captó la atención de la gente al fusionar las esferas de Pokémon con las técnicas de los juegos móviles. Hay una generación de fans preparada para eso, formada en partidos de naipes, videojuegos y dibujos animados, familiarizada con la línea narrativa de encontrar, entrenar y arrojar “monstruos de bolsillo” los unos contra otros. El nuevo juego alienta a los participantes a recorrer su entorno físico, teléfono en mano, para encontrar nuevos personajes. La explosiva popularidad del juego ha enviado a la gente a bares y pizzerías, llevado a descubrir un cadáver y hasta podría ayudar a los ladrones a ubicar posibles víctimas.

“Este es probablemente el primer juego para teléfonos inteligentes que ha generado un fenómeno social”, dijo Hideki Yasuda, analista del Ace Research Institute en Tokio. “La clave es que esto ocurre a un nivel global. Y Nintendo ha demostrado que aún puede crear productos exitosos con un atractivo amplio y capaces de generar dinero”.

Gente en movimiento

Nintendo fue el nexo de la campaña para lanzar Pokémon GO. Se armó un equipo de desarrolladores de Nintendo, Pokemon (en parte propiedad de Nintendo) y Niantic para construir el juego. En 2015, Niantic se escindió de Google, respaldada por financiación de Nintendo, Google, Pokemon y otros inversores. El proyecto tuvo pleno apoyo de Satoru Iwata, el presidente de Nintendo que falleció el año pasado. Iwata, que fue instrumental para darle un giro a Nintendo lanzando al mercado éxitos como el Nintendo DS manual y el Wii basado en movimientos, siempre abogó por juegos que sacaran a la gente de sus asientos y la pusieran en movimiento. En una entrada de blog, Kawashima invitó al desaparecido Iwata diciendo: “Por favor, mira desde el cielo cómo encontramos la forma de que mucha gente salga al aire libre”.

“Iwata-san y John (Hanke) hablaron varias veces”, dijo Kawashima en una entrevista. “Estaban en un todo de acuerdo en que el juego debía ser algo que permitiera a las familias jugar juntas, y que conectara a la gente. Eso me causó una fuerte impresión”.

Si bien Pokémon GO puede descargarse gratis, los jugadores pueden ampliar su desempeño comprando Pokeballs y otros ítems con los que resulta más fácil encontrar y capturar Pokémons. Esto ha contribuido a impulsar las acciones de Nintendo más de 50% desde el miércoles, cuando el juego debutó en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda y se disparó al primer lugar de la lista de descargas.


Ver comentarios