Pocos propietarios desechan carros viejos a cambio de bono
Incentivar la compra de vehículos eficientes es parte de los planes del Gobierno, sin embargo, pocos costarricenses optan por esta opción. Shutterstock/La República
Enviar

201601042153280.REC4.jpg
Unos 72 conductores desecharon sus vehículos con más de diez años de antigüedad para optar por una unidad nueva y financiada al 100% por el Banco de Costa Rica, como parte del Programa para la Adquisición de Vehículos Ecoeficientes (PAVE), anunciada por el Gobierno en abril pasado.
De igual modo, más de 400 costarricenses decidieron acogerse a esta iniciativa para adquirir un automóvil con condiciones crediticias más favorables, según datos del BCR.
El programa es un proyecto de renovación y reciclaje de la flota vehicular y es liderado por el Ministerio de Ambiente en conjunto con la Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema), el INS, el Registro Nacional y el BCR.
Consta de dos modalidades. La primera pretende sacar de circulación todos los vehículos viejos que generan grandes cantidades de contaminación al ambiente y sustituirlos por tecnología limpia.
A cambio de reciclar su automotor, el dueño recibe un bono que oscila entre los $250 y $1.500, y que se aplica en su totalidad al costo de un vehículo nuevo, de la lista ofrecida por el programa.
La segunda modalidad consiste en ofrecer un incentivo a la población para que opte por un carro de esta lista, los cuales, como máximo, liberan cerca de 200 gramos de dióxido de carbono por cada kilómetro recorrido.
El monto del bono es relativamente bajo, por lo que muchos propietarios prefieren vender el vehículo por sus medios y optar por la segunda modalidad, aun cuando recibe solo el 90% de financiamiento, en lugar del 100%
“Las unidades son muy caras y el bono muy bajo, muchos prefieren venderlo por ellos mismos”, dijo José Carballo, presidente de la Cámara Automotriz.
Ejemplo de ello es que a noviembre pasado, un total de 426 créditos fueron colocados en el Banco de Costa Rica dentro de este programa. De ellos, solo 54 correspondieron a financiamientos del 100%, que incluyen sacar de circulación un vehículo viejo y contaminante.
“El proyecto fue desarrollado por el Minae y entendemos que se planea replantear algunos aspectos, entre los que podrían estar el bono, tasas de interés y otros. Hay que entender que se trata de los primeros pasos de un proyecto y los resultados demuestran que con una mezcla de incentivos y políticas gubernamentales adecuadas en pocos años se podría remozar el parque automotriz”, dijo Carlos Aguilar, de Aivema.
La idea es que también los propietarios reciban beneficios, ya que un vehículo más eficiente consume mucho menos combustible.
Si usted quiere ser parte de esta iniciativa debe cumplir varios requisitos para comprobar que califica dentro de los objetivos del programa.
En caso de tener un automotor con más de diez años de antigüedad, lo primero por hacer es realizar un avalúo del vehículo. Luego, tendrá que desinscribirlo en el Registro Nacional.
Una vez que entregue su carro, usted recibirá el bono de reciclaje por parte de Aivema o alguna de las agencias acreditadas.
Seguidamente, puede optar por uno de los casi 50 modelos y marcas de vehículos catalogados como ecoeficientes y que superan los $15 mil. Además, debe cancelar una póliza de precaución con el INS, por el 20% del valor del vehículo a adquirir.
Si su carro no es tan antiguo, pero aun así desea uno más eficiente, también puede optar por el crédito, pero con un 90% de financiamiento.
El préstamo funciona con garantía prendaria sobre el vehículo que usted adquiere, es a siete años plazo y con una tasa fija.
Para ser objeto del crédito, además, debe demostrar un año de continuidad laboral. Sin embargo, esto dependerá de su récord crediticio, entre otros aspectos.

Ver comentarios